Reconquista como sede del «malestar» social



Distintos sectores elevarán sus reclamos contra las políticas establecidas por Alberto Fernández.

La ciudad de Reconquista, al igual que la localidad bonaerense de San Nicolás, serán sedes de dos actos que se vislumbran multitudinarios y que buscarán hacer sentir, en este 9 de julio, el malestar respecto a las políticas adoptadas por parte del Gobierno nacional.

Horas previas, los organizadores afirmaron que la convocatoria en ambas ciudades “superó todas las expectativas” y que se perfilan como “encuentros masivos”. Si bien la organización partió de productores autoconvocados, el llamado a movilización resultó extensivo a distintos sectores de la sociedad, «afectados por las decisiones de la Casa Rosada».

De hecho, desde un principio, movilización pretendió trascender los límites del sector rural, y transformarse en una reunión multisectorial, a la que finalmente se sumaro otros actores de la economía afectados por las decisiones de la administración de Alberto Fernández, como los gastronómicos, transporte, turismo, hoteleros, industriales, comerciantes y constructores, entre otros.

Al momento de argumentar los ejes de la movilización, los productores autoconvocados señalaron a las políticas implementadas por el Gobierno nacional, como la suba de retenciones o las limitaciones para exportar carne vacuna ante la suba de los precios locales, a lo que en los últimos días sumaron también la estatización del manejo de la Hidrovía Paraná-Paraguay.

No estamos dispuestos a permitir que se ponga en duda la autenticidad de la marcha por asociarlo a tal o cual candidato, que quede envuelto en los tironeos entre oficialismo y oposición, o contaminado de las luchas y discusiones internas que poco tienen que ver con lo que los actores productivos de este país demandamos. El encuentro está abierto a todos. No tenemos el poder, y tampoco la intención, de impedir la participación de nadie. Pero sepan los políticos que esta es nuestra casa, no la de ellos”, dijeron desde la organización.

No habrá entonces presencia de dirigentes políticos sobre el escenario improvisado sobre el acoplado de un camión, que ayer estaba siendo adornado por grandes banderas argentinas. Pero no se descarta que algunos dirigentes se mezclen entre los asistentes a la marcha.