Desarticularon una importante organización narco en el norte provincial



La investigación criminal fue iniciada por la Gendarmería cuando seguía la pista de una banda dedicada a la comercialización de estupefacientes en las ciudades de Avellaneda y Reconquista.

La Prefectura Naval Argentina (PNA) logró un nuevo procedimiento exitoso que desmembró la totalidad de una banda dedicada al tráfico, acopio y venta de cocaína y marihuana en la provincia de Santa Fe. La organización estaba siendo investigada de manera sigilosa por parte de las y los profesionales de la PNA, quienes lograron establecer, junto con otros miembros de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA), la composición de la organización, sus puntos de acopio y las zonas de comercialización tanto de la cocaína como de la marihuana.

El trabajo de investigación encabezado por la PNA y que se extendió durante todo 2020 y lo que va de 2021, derivó en que el Juzgado Federal N° 1 de Reconquista (a cargo del Dr. Mario Aldo Aluarralde, Secretaría del Dr. Ariel Di Giura Kaltenegger), ordenara la realización de 19 allanamientos. Los mismos fueron hechos en Ceres; Avellaneda; Colmena y Reconquista.

La causa judicial y la investigación criminal fue iniciada por la GNA cuando seguía la pista de una organización criminal dedicada a la comercialización de estupefacientes en las ciudades de Avellaneda y Reconquista. Al avanzar la investigación, se logró establecer que, simultáneamente, había otra investigación en curso que era encabezada por la PNA. Por ello, el Magistrado unificó a ambas y continuó avanzando con las dos fuerzas federales para lograr llegar a la totalidad de la organización. En ese marco, la PNA pasó a encabezar las pesquisas, contando con la colaboración de la GNA.

Una vez que se pudo identificar el alcance de la organización y sus emplazamientos territoriales, entre distintas agrupaciones de la PNA se detuvo a cinco personas, actualmente incomunicadas, a quienes se les secuestro cocaína y marihuana. Además, se les incautaron dos automóviles, una camioneta y cinco motocicletas. Como expresión de la peligrosidad de la organización, también se les secuestró siete escopetas y un revolver, con sus respectivas municiones. Entre otros elementos fundamentales para la causa judicial, se les incautaron 45 teléfonos celulares, notebooks y varios artefactos electrónicos de un significativo valor de mercado.

Es importante destacar que esta organización había empezado a ser desarticulada cuando la PNA, en abril de este año, logró capturar a cuatro integrantes de la banda en Vera y secuestrarles más de media tonelada de marihuana. En aquel momento, tal como ha definido Sabina Frederic, el trabajo de la PNA se concentró en identificar y atrapar a los líderes de la organización, resultado que, finalmente, se logró mediante el profesionalismo y seriedad de la investigación criminal y judicial que continuó hasta llegar a los eslabones más altos de este grupo delictivo.