«La desafiliación de ASOEM busca reducir una condena por estafa”, afirmaron desde FESTRAM



Durante la jornada del jueves ASOEM decidió desafiliarse de FESTRAM en una asamblea que fue muy cuestionada porque sólo pudieron ingresar 300 personas y se vivieron episodios de violencia.

La desafiliación de la Asociación Sindical de Obreros y Empleados de la Municipalidad de Santa Fe (ASOEM) fue catalogada por la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (FESTRAM), entidad a la que pertenecía hasta este jueves, como un intento por reducir “una condena por defraudación y estafa” luego que se denunciara la retención indebida de aportes que debían girarse a la federeación.

En palabras del secretario general de FESTRAM, Claudio Leoni, se trató de una jugada de ASOEM luego que se acusara el no envío de recursos que la municipalidad de la capital provincial tenía que transferir a FESTRAM.

Leoni afirmó que la maniobra para cometer el fraude se realizó con la “falsedad ideológica” de un “documento público”, donde en representación de ASOEM, su secretario general Juan Medina y el secretario gremial, Pablo Casale, comunicaron a las autoridades de la Municipalidad de Santa Fe que los aportes sindicales correspondientes a FESTRAM debían desviarse directamente al gremio local.

El mecanismo de “malversación de fondos” generó un “grave perjuicio a la Organización Sindical”, al sustraer de su patrimonio varios millones de pesos correspondientes a los descuentos efectuados a los trabajadores en concepto de aportes sindicales, indicaron desde el gremio.

“ASOEM afirmó que se había desafiliado de la federación y ello le permitió quedarse con dinero que la municipalidad tenía que transferir a FESTRAM. Como esto fue puesto en evidencia, ASOEM realizó una asamblea para poder decir que era voluntad de todos separarse. Sin embargo, el Ministerio de Trabajo tendrá que expedirse sobre la legitimidad, porque se utilizó el tema del protocolo en un gremio con cinco mil afiliados para que 200 resuelvan la desvinculación”, sostuvo Leoni al aire de Cadena OH!.

“Hoy estamos en vías judiciales para que se determine la gravedad de haber falsificado un documento público y de haber generado un daño a una entidad gremial. Estamos investigando la expulsión de Medina y Casales por haber dejado de depositar los aportes que les corresponde a la federación”.

“Cuando denunciamos a la municipalidad por retención indebida, el intendente de ese momento nos convocó y nos dijo que lo había hecho por pedido de ASOEM. Como el resto de las comunas donde estaba ASOEM en el departamento La Capital seguía pagando con normalidad, quedó en evidencia que no era una deuda de la intendencia santafesina sino una maniobra gremial”, finalizó.