La oficina de Asuntos Penitenciarios recibió una grave amenaza



«Dejen tranquilos a los pibes de alto perfil o plomo», indicaba un cartel dejado este martes por la noche, horas después del secuestro de cinco celulares en el pabellón 28 de la cárcel de Piñero.

Una grave amenaza fue dejada este martes en la Oficina de Asuntos Penitenciarios«Dejen tranquilos a los pibes de alto perfil o plomo», indicaba la nota escrita hallada en el lugar. Se investiga si tiene relación este hecho con el secuestro de cinco celulares que iban a ser trasladados en un doble fondo de un tacho de pintura al pabellón 28 de la cárcel de Piñero, donde justamente hay reclusos de alto perfil.

El cartel escrito fue colocado este martes por la noche, horas después de la incautación de los teléfonos en la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero. Se intenta averiguar por parte del fiscal Franco Carbone si el hecho fue registrado por una cámara de vigilancia de la zona en la que se encuentra la oficina.

En el pabellón 28, al que iba a ser llevado al tacho de pintura, se encuentran reclusos de alto perfil; como Hernán Ramón «Lichi» Romero; Ariel Sebastián «Teletubi» Acosta y Carlos Jesús «Pelo Duro» Fernández.

Relocalización

En la mañana de este miércoles, el secretario de Asuntos Penitenciarios Walter Gálvez explicó que en el pabellón 28 están los «jefes de banda resonantes que habían sido relocalizados hace unos 10 días».

El funcionario señaló que en Piñero hay en total cinco pabellones pequeños, de entre cuatro y ocho presos, destinados puntualmente a cabecillas. Explicó que en coordinación con el Ministerio de Seguridad y Fiscalía, se continuará con la estrategia de relocalización interna cada tanto.