La deuda de Vicentin: la empresa pidió una nueva prórroga para alcanzar un acuerdo con los acreedores



El abogado de la empresa realizó la presentación en el Juzgado en el que se tramita el Concurso de Acreedores. El juez había extendido el período de exclusividad hasta el 16 de diciembre, en el marco de negociaciones con 3 posibles inversores: Molinos Agro, ACA y Viterra. Interés de un fideicomiso granario.

Los directivos de Vicentin, la agroexportadora del norte de Santa Fe, solicitaron una nueva prórroga, ahora hasta el 30 de junio, para alcanzar un acuerdo con los acreedores por una deuda que supera los 1.300 millones de dólares. El pedido ya fue presentado ante el Juzgado Civil y Comercial de Reconquista, a cargo de Fabián Lorenzini, por parte del abogado de la compañía, Guido Ferullo.

El juez que lleva adelante el Concurso de Acreedores ya había otorgado una extensión del período de exclusividad del concurso del 3 de septiembre pasado al 16 de diciembre próximo, atento a las negociaciones que Vicentin mantenía con tres posibles inversores: Molinos Agro, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Viterra (del grupo Glencore). Si bien entre las partes firmaron una carta de intención, que se encuentra en un proceso avanzado con condiciones y lineamientos, las negociaciones siguen, pero hasta el momento no hay acuerdo.

 

Los inversores estratégicos aportarían más de 720 millones de dólares, que serán destinados no solamente al pago de las deudas concursales, sino también a afrontar otros pasivos, como gastos concursales, tasas de justicia, honorarios y una serie de contingencias aún irresueltas. Por de pronto, la propuesta contempla más de USD 100 millones a ese concepto.

Más tiempo para acordar (mejorando la oferta)

Según consignaron fuentes judiciales a Télam, la empresa Vicentin necesitaría más tiempo para poder llegar a un acuerdo con los acreedores tras la resolución del juez, que rechazó la propuesta de pago de deuda realizada por la empresa. A partir de esto, se requiere más tiempo “para publicar la nueva propuesta en el expediente y conformar las aceptaciones que requiere la ley”, consta en los argumentos de la empresa que fueron elevados a la Justicia.

Hay que recordar que días atrás, el Juez Fabián Lorenzini, señaló en un escrito: “La propuesta concordataria debe ser modificada y ajustada por la concursada de un modo razonable, de tal forma que satisfaga adecuadamente los intereses en juego y justifique el esfuerzo compartido de los acreedores, trabajadores y terceros involucrados”.

Por su parte, el abogado de Vicentin al presentar el pedido de prorroga, expresó: Atento a la resolución dictada en autos en fecha 23/11/2021, por la cual vuestra señoría requirió a la sociedad concursada la reformulación de la propuesta del acuerdo preventivo presentada, así como también, que se complete el plan de reorganización empresaria, resulta imprescindible contar con el período de tiempo requerido para cumplir con dichas solicitudes”.

La propuesta de Vicentin contempla una quita del 70% de una deuda de 1.573 millones de dólares. Además, la empresa propone dentro de los 60 días hábiles contados a partir de la fecha en que quede firme el auto de homologación del Acuerdo Preventivo, un pago de 20.000 dólares a cada uno de los acreedores comunes. A su vez, en aquel caso donde la deuda supere el pago inicial, el saldo se pagará en 13 cuotas, anuales, iguales y consecutivas, de USD 29.954.000, que será distribuido proporcionalmente entre todos los acreedores comunes, venciendo la primera de ellas a los 18 meses del vencimiento previsto para realizar el pago inicial.

Interés

La semana pasada apareció un nuevo actor en las negociaciones. Se trata de un grupo importante de acreedores de Vicentin, denominado “Fideicomiso Acreedores Granarios Vicentin” y que proviene del sector granario. Y ayer anunciaron que buscan sumarse al plan de salvataje de la agroexportadora en default desde 2019, meses después de entrar en convocatoria de acreedores, frente a lo que ellos consideraron “la inminente quiebra de Vicentin”. En total son 72 acreedores y que cuentan con más del 25% de una acreencia granaria, que supera los 420 millones de dólares.

El grupo de acreedores salió a diferenciarse de la propuesta de salvataje que presentó la compañía, y que limita el mismo a solamente un grupo de tres grandes empresas exportadoras anteriormente mencionadas. “La quiebra y/o el desguace o un plan de pagos como el planteado, son un golpe al corazón de la cadena del agro, es decir, a cientos de Pymes de todo el país que verán socavados sus capitales de trabajo, construidos con mucho esfuerzo durante décadas”, señalaron en un comunicado el grupo de firmas que son corredoras, acopios y cooperativas referentes en el mundo del comercio de granos.

Por último, sin precisiones sobre el alcance de la propuesta, el mencionado grupo de acreedores señaló que la clave es que “sabemos que existe una sola forma de llevar adelante un proceso que alinee los intereses y posibilidades de los participantes de este concurso. Nos encontramos en plena tarea y esperamos poder comunicar los avances en corto plazo”, precisaron, y además anunciaron que designaron a UBS Investment Bank como “Advisor Financiero”.