ASSAL realizó una nueva clausura y decomisó carne.



La Agencia de Seguridad Alimentaria clausuró una carnicería ubicada en calle 68 y 41 de la ciudad de Reconquista.


Auditores de ASSAL, conjuntamente con personal policial de la Guardia Rural Los Pumas, en una auditoría de rutina constataron expuesto para la venta carnes de la especie bovina proveniente de faena no segura, sin la documentación que avalen su procedencia; sin los sellos ni inspección veterinaria oficial; cortes irregulares, con presencia de coágulos sanguinolentos y tierra.

Asimismo, se comprobó, mediante la prueba cualitativa del verde de malaquita, el agregado de aditivos prohibidos (sulfitos) y evidente falta de higiene en las instalaciones.
Fue  un total de 120 kgrs de carne decomisada, los cuales se trasladaron en el vehículo de la policía rural a los digestores del frigorífico FRIAR, para su desnaturalización y disposición final.


Desde ASSAL Reconquista informaron que se continúa con las auditorias en pos de resguardar la inocuidad de los alimentos y la salud de la población.

 

 

4