¿Qué debemos saber a la hora de pedir un adelanto de sueldo online?



Un adelanto de sueldo es un préstamo que un banco o una financiera nos hace basándose en nuestros ingresos fijos. En el caso de los bancos, los requisitos son más y la acreditación del adelanto puede volverse más compleja. Las financieras ofrecen la ventaja de otorgar estos adelantos de manera más sencilla y sobre todo más rápida. Se trata de un trámite completamente online en el cual debemos presentar documento de identidad y contar con una cuenta a nuestro nombre. En esta nota detallamos cuáles son las características del trámite, los requisitos, montos y plazos de un pedido de adelanto de sueldo online.

¿Quiénes pueden solicitarlo?

Todas las personas mayores de 18 años que cuenten con algún ingreso fijo demostrable pueden solicitar un adelanto de sueldo online. No es necesario que se trate de un trabajo en relación de dependencia, inclusive no es excluyente estar en blanco.

Sencillamente, con los datos de nuestra cuenta, las financieras pueden averiguar sus movimientos históricos y así analizar si nos es posible pagar las cuotas de nuestro adelanto. Basta con que no representemos un alto riesgo para ser candidatos a estos adelantos inmediatos.

Montos posibles

Por supuesto, esto depende de qué financiera elijamos para realizar nuestro pedido de adelanto. Pero siempre el monto a recibir estará relacionado con nuestros ingresos mensuales. Por lo general el tope que podemos adelantar es de 20 mil pesos aproximadamente.

Recordemos que es importante chequear que la financiera sea confiable, porque estamos dando nuestros datos personales. Podemos revisar que la página sea segura, y chequear las reseñas que han hecho otros usuarios sobre la financiera en internet.

Aprobación

Para lograr la aprobación del adelanto tenemos que llenar una solicitud con nuestro datos y adjuntar nuestro DNI. A partir de ese momento el sistema analizará nuestra información en un proceso que puede durar hasta una hora, siempre que sea un día hábil.

No debemos preocuparnos si hemos tenido deudas que ya pagamos o contamos con alguna deuda actualmente. Las financieras no nos descartarán si hemos mostrado voluntad de pago, si alguna vez nos atrasamos un poco, o si los montos adeudados no llegaron a ser significativos.

Formas de pago

En cuanto a las formas de pago, tenemos dos opciones: pagar todo junto en cuanto dispongamos de ese dinero, o bien pagar en cuotas. El sistema de cobro es muy simple: el monto se debita mes a mes directamente de la cuenta que hemos declarado.

Si deseamos cancelar la totalidad del adelanto, también podemos hacerlo. Para eso sólo es necesario contactar con un asesor o una asesora de la financiera.

Plazos

Por fortuna, las financieras confiables ofrecen la posibilidad de pagar hasta en 4 cuotas. La cantidad de cuotas dependerá del monto y de nuestras posibilidades de pago. El día del mes en el que se debitará el dinero se acuerda al momento de pedir el adelanto.

La cancelación del préstamo también es un asunto fácil: el adelanto queda cancelado automáticamente luego de debitada la última cuota.