La provincia estimó que el desempleo llegará a fin de año a la “alarmante” cifra del 10%

El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, estimó que para fin de año el desempleo en la provincia de Santa Fe rondaría el 10 por ciento, mientras que las previsiones para julio fueron del 7,6 por ciento.

El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, se mostró escéptico respecto a los índices de desempleo en la provincia y estimó que, si la economía no cambia, para fin de año la cifra rondaría el 10 por ciento.

Al evaluar el efecto de las medidas económicas del gobierno nacional, Cotigiani señaló que “en este contexto de una receta monetarista clásica, que estamos enfrentando como estrategia económica, vemos estos resultados”.

Asimismo, señaló: “Los primeros sectores afectados por este tipo de recetas son los industriales, el mercado interno y el comercio minorista. Yo estoy muy preocupado por el tema comercial porque son motores económicos en las ciudades”.

En declaraciones al portal Pausa de la capital provincial, el titular de Producción fue consultado sobre si manejaba cifras del desempleo provincial y al respecto dijo que “estoy siguiendo los números. En el orden nacional el propio Indec indicó que en mayo se perdieron 60 mil puestos de trabajo. La UIA publicó que cayó el empleo calificado industrial en 27 mil puestos. Y hay una brutal caída de horas trabajadas”.

“En Santa Fe -continuó el funcionario-, la foto en junio es la de brutal ajuste laboral en las horas trabajadas. Hubo 85 u 86 procedimientos de crisis, nos olvidamos de las horas extras, suspensión de turnos… Lo que me preocupa de la foto de julio, donde el empleo formal empieza a moverse levemente para abajo, que es lo que no teníamos a junio”.

Consultado sobre si manejaba proyecciones de los índices de desempleo, Contigiani destacó que “el Indec a nivel oficial todavía no publicó datos en relación al desempleo”, y añadió: “Estamos siguiendo datos provinciales de consultoras privadas. Unificando estos análisis podemos decir que si a diciembre de 2015 estábamos en 6,6 por ciento, ahora estamos en el 7,5 o el 7,8.

“Pero lo que me preocupa es la tendencia. Si la economía no cambia, la proyección que están haciendo los estudios técnicos que consulto nos coloca a fin de año, principios del otro, en el borde del 10%. Eso sí es un dato alarmante”, concluyó Contigiani.