UNA pretende “eliminar las reelecciones indefinidas” en la provincia

frente-renovador-22-8-16

Eliminar la reelección indefinida, extender los plazos de los mandatos de presidentes comunales, bregar por autonomía para grandes municipios, lograr calidad institucional creando órganos de control contra la corrupción y garantizar la representatividad de las minorías, fueron algunos de los ejes marcados por el Frente Renovador como necesidades para la discusión de la reforma constitucional.

Representantes del Frente Renovador santafesino se reunieron con el Ministro de Gobierno Pablo Farías y analizaron la necesidad de avanzar en la reforma de la Carta Magna provincial pero pusieron como reparo que “la elección de congresales para discutir y aprobar la nueva constitución no puede coincidir con un año electoral”. El argumento esgrimido en este sentido por el legislador nacional Alejandro Grandinetti fue: “somos profundamente reformistas pero las necesidades de los partidos políticos en un año electoral no pueden ser un condicionante para discutir y aprobar una constitución que regirá la vida de los santafesinos en las venideras décadas. Por ello no tenemos reparos en comenzar la discusión pero nuestra posición es que el año decisivo será el 2018”.

Entre los puntos más sobresalientes de la propuesta que presentará el Frente Renovador se encuentra el de eliminar la reelección indefinida para todos los cargos ejecutivos y legislativos, limitándolo a una sola posibilidad en períodos consecutivos. “En éstos años de democracia vimos como los políticos se perpetuaban en un cargo, por eso consideramos que terminar con las reelecciones indefinidas mejora la calidad institucional”, sostuvo Grandinetti a la salida del encuentro y recordó que ésta iniciativa fue impulsada por el Frente Renovador en Buenos Aires y que hoy es la única provincia que lo implementó. Luego Eduardo Romagnolli agregó un punto más a la controversia en cuando a la calidad: “No hay que tener miedo a discutir la reforma, es necesario rever la forma de representatividad de la clase política y también proponemos incorporar con voz y poder de decisión a los consumidores” y admiten que para ello se debe avanzar en la representación uninominal. “Así se logra un espectro figurativo de quienes integran los legislativos y se les exige respuestas en sus lugares de pertenencia. También estamos a favor de que se creen órganos de contralor contra la corrupción y que se investiguen las declaraciones juradas de los políticos porque bregar por la transparencia política es mejorar la calidad de la representatividad”, concluyó Grandinetti.

La autonomía de los municipios fue otro de los tópicos planteados por el massismo, porque “hay que darles a las grandes ciudades y sus habitantes la posibilidad de administrar sus propios recursos, crear su policía, definir sus políticas de seguridad y de educación”, manifestó el vicepresidente del bloque Frente Renovador-Una y detalló que si a ello le sumamos la posibilidad de que esas ciudades importantes puedan tener “marcos institucionales de áreas metropolitanas y lograr confluencias en problemáticas comunes, es aún más innovador”. Por su parte Roberto Meli, quien fuera secretario de Municipios y Comunas de la provincia expresó que “en esa línea de pensamiento, la propuesta contempla la extensión de los mandatos de los presidentes comunales para evitar la necesidad de elecciones permanentes, para equiparlos con los restantes cargos electivos ejecutivos y para evitar que en la imposibilidad de reelecciones indefinidas sólo puedan permanecer 4 años cuando para el resto serían 8”.

La mayoría automática que actualmente rige como sistema para ocupar escaños en la cámara de Diputados, también es un eje a reformar a criterio del Massismo: “debe desaparecer la mayoría automática para dar lugar a una ocupación de escaños que refleje el voto del electorado y de esa manera se incluya a las minorías que hoy están excluídas”, afirmó Simón Boffelli.

“Por todo lo enumerado, decimos que es erróneo pensar que la Constitución no mejora la vida de los santafesinos, tenemos convicción reformista y estamos dispuestos a ser parte de esos debates”, concluyó Grandinetti.