Educación abrió un expediente por las licencias truchas a docentes

La ministra adelantó que les enviará los certificados a los Colegios Médicos para que tengan pruebas del accionar de profesionales.

La ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, detalló ayer que formalizó la apertura de un expediente en su cartera contra los 50 médicos que puso bajo la lupa por el otorgamiento de licencias docentes. Y que ampliará el envío de documentación que tienen sobre estos profesionales a los colegios médicos de Rosario y Santa Fe. Fue después de que las autoridades de estos dos organismos manifestaran en los dos últimos días que hasta ahora no habían encontrado irregularidades. Los cuerpos colegiados le habían solicitado al gobierno información adicional para estudiar si amerita, o no, convocar a los profesionales que se desempeñan lejos de sus sedes.

Frente a esta situación y después de encabezar un acto, Balagué señaló ayer que había firmado el expediente en el que ratifica la información presentada a los colegios médicos en agosto pasado, y anunció que les enviará los certificados médicos y otros papeles para que —como organismos en los que el Estado delega el poder de policía de los profesionales— tengan “documentación adicional” para dirimir si cabe sanción o hasta suspensión de matrícula por mal desempeño de su función como médicos.

La ministra, de todos modos, diferenció “la metodología distinta de trabajo (del Colegio Médico de Rosario) frente al Colegio de Santa Fe”, que pidió información adicional para profundizar la investigación de los profesionales del norte provincial señalados por otorgar un número llamativo de licencias docentes al año.

“Nosotros ya le habíamos adelantado al Colegio Médico que íbamos a ampliar con documentación, para que ellos conocieran los resultados de esta primera investigación que realizamos”, señaló la funcionaria.

“Ahora le vamos a entregar una muestra de los certificados médicos de cada uno de los casos”, aseguró. No obstante, remarcó que “los ausentismos sistemáticos involucran a una minoría de los docentes”.

Metodologías distintas. Al ser consultada por la prensa santafesina acerca de que hasta ahora el Colegio Médico de Rosario no detectó irregularidades en el otorgamiento de licencias a docentes, la ministra evaluó: “Rosario adoptó una metodología de trabajo distinta a la que aplicó el Colegio de Santa Fe. Citaron a los 20 médicos y les preguntaron si lo que hicieron está bien o mal, los médicos respondieron que estaba bien. Pero no nos han solicitado información complementaria, como sí lo hizo el Colegio de Santa Fe” para determinar si existe un mal desempeño de la tarea de los profesionales involucrados.

“De todas maneras, le vamos acercar la misma información al Colegio de Rosario para que pueda contar con más elementos”, agregó, y consideró que “es extraño que no encuentren una respuesta” ante la situación de que un mismo profesional pueda entregar certificados a docentes que se encuentran a mil kilómetros de distancia.

La ministra realizó estas declaraciones un día después de que la conducción del colegio médico rosarino manifestara, después de entrevistar a 15 de los 20 profesionales puestos bajo la lupa por la cartera educativa en el otorgamiento de licencias a docentes, que no había hallado de momento “ninguna irregularidad”.

En paralelo, el presidente del Colegio Médico de Santa Fe, José María Albretch, manifestó en la edición de ayer del diario Uno de Santa Fe que no había tenido respuesta al pedido de información adicional que había solicitado al ministerio. “No nos han contestado todavía, por lo tanto, no vamos a traer un médico desde Florencia, y que viaje 500 kilómetros para decirle que lo pusieron en una lista porque supuestamente está haciendo certificados de manera irregular”, indicó.

El órgano contralor de los médicos manifestó que tiene previsto elevar un informe a Educación en los próximos días sobre si existieron o no irregularidades. Tal vez ese documento ahora se retrase debido a la “información adicional” que le enviarán desde el Ejecutivo provincial.

La discusión sobre el nivel de ausentismo docente no es nueva, pero desde el año pasado la ministra de Educación, Claudia Balagué, encaró un proceso para detectar posibles abusos en el otorgamiento de licencias médicas en distintos frentes. Y en ese proceso, se puso a auscultar la rúbrica de los médicos de las licencias docentes. El informe que elevó la ministra el mes pasado a los colegios profesionales señaló el desempeño de 50 médicos que otorgaron un mínimo de 370 licencias docentes en 2015, siendo el caso extremo es el de un profesional que rubricó unas 2.000 solo el año pasado y a maestros de todo el territorio santafesino. Actualmente, el nivel de ausentismo docente en la provincia fluctúa entre el 15 y el 18 por ciento, según estadísticas oficiales.

Cerró la puerta

La ministra de Educación provincial, Claudia Balagué, señaló que no tiene prevista la reapertura de las negociaciones paritarias con los docentes. “Seguimos trabajando en otras instancias, como son los concursos docentes. Cada concurso genera estabilidad laboral, que hoy no es frecuente en el sector privado y hasta público”, aseguró.