Medio millón de pesos para comprar un camión que no existe

Se envió un subsidio provincial para la compra de un camión pero esta adquisición no se realizó. La denuncia policial podría convertirse en un verdadero escándalo de corrupción porque roza a un funcionario provincial.

Rodrigo Corti
Semanario Reconquista

Días atrás rompió la pereza de la Comisaría de Los Laureles, misma que suelen tener destacamentos similares a lo largo y ancho de la provincia, la denuncia de una personalidad conocida de la localidad. Y no sólo por quien era el denunciante, sino porque particularmente lo que fue a relatar podría llegar a convertirse en un grave hecho de corrupción.

Nicolas Paniagua, actual Coordinador General de la Comunidad Mocoví Cacique Colashi, fue a la seccional policial a denunciar el faltante de un vehículo que debería haberse comprado mediante un subsidio del Gobierno Provincial. Se trata de un camión pequeño, de origen militar, que suele utilizarse para acceder a localidades rurales con caminos en mal estado. Utilitarios de los que ya cuenta la Provincia para realizar dichas tareas.

Todo nace cuando al actual titular de la comunidad aborigen le llega una intimación desde el Servicio Administrativo Financiero del Ministerio de Gobierno para que reemplace la factura que se había presentado en su oportunidad a modo de certificación por la adquisición del vehículo, ya que la misma presentaba serias irregularidades. Caso contrario, debería reintegrar los casi 500 mil pesos del subsidio correspondiente. Sorprendido, Nicolas comienza a averiguar el origen del reclamo y se encuentra con una serie de indicios que lo llevan a creer que durante la gestión de su antecesor Calixto Paniagua se podría haber cometido un grave hecho de corrupción. El mismo podría involucrar, además de a su tío, a un reconocido funcionario del Gobierno Provincial.

El denunciante manifestó que a su comunidad no llegó ni el camión ni el dinero del subsidio en cuestión, ni saben sí ese vehículo finalmente se compró y menos a donde fue a parar. Y por si fuera poco, se mostró sorprendido con el destino de dicho subsidio, de casi medio millón de pesos. Ya que el barrio donde está emplazada la Comunidad Cacique Colashi cuenta con acceso mejorado a la Ruta Provincial N°1 y dista a unos 500 metros del centro urbano de Los Laureles, por lo que la necesidad de este tipo de transporte es inexistente.

La denuncia, patrocinada por los abogados Andrés Ramseyer y Andrés Ghio, se asienta por la posible comisión de los delitos de Falsedad ideológica de documento y/o Estafa y/o Malversación de caudales públicos y/o Peculado y/o los delitos que surgieren.

La información a la que hemos accedido, y vale aclarar que aún no ha sido ni confirmada ni desmentida por las autoridades judiciales, marca que el dinero del subsidio fue retirado del banco hace un tiempo atrás por parte de dos personas. Una de ellas perteneciente al pueblo indígena; la otra, de una estrecha relación de años con un importante funcionario provincial de la zona norte.

Más Información