¿Qué dijeron los imputados por la megacausa de lavado?

allanamientos-rosario-12-10-16

Los 11 detenidos por la megacausa de estafas y lavado de activos prestaron declaración en Tribunales. La audiencia pasó a un cuarto intermedio.

Desde las 9 de la mañana desfilan en Tribunales los 11 detenidos acusados de formar parte de una asociación ilícita que se dedicaba a la compra venta ilegal de inmuebles y lavado de dinero. Además, le tocó el turno de comparecer ante la Justicia al último de los detenidos, el director ejecutivo del Diario La Capital.

La imputación por asociación ilícita recayó sobre Juan Roberto Aymo, Jonatan Zarate, Ramona Isabel Rodriguez, Juan Bautista Aliau, Eduardo Martín Torres, Maximiliano De Gaetano, Leandro Perez, Marcelo Jaef, Pablo Adbala, Jorge Oneto y Luis María Kurtzemannn.

Cada uno de los acusados tuvo oportunidad de prestar declaración:

– Marcelo Jaef: al contador, conocido por estar íntimamente relacionado con el prestigioso Instituto Jaef Implantes Dentales con sede en San Juan y Oroño (tiene una causa “usurpación de marca” que le inició en 2013 su propio hermano Salvador), fue uno de los más exaltados, al punto que irrumpió en el salón con insultos a la prensa. En su declaración intentó despegarse del resto de los imputados, dijo que a Jorge Oneto lo conoce “socialmente” y que nunca hizo negocios con él, a Lelo Pérez lo une la pasión por los autos, al escribano Kurtzemannn lo vio “sólo en la escribanía”. En cuanto a Abdala, aseguró que lo conoce porque estudiaron juntos. Jaef negó toda acusación y aseguró tener patrimonio para demostrar sus compras (autos de lujo y propiedades). Dejó algunas frases picante como: “Voy a agotar hasta la última gota de sangre para limpiar mi nombre”.

– Maximiliano De Gaetano, sindicado como el “organizador de la red”. Negó tener una vida ostentosa, al punto que dice que vive con su madre discapacitada hace 20 años en Pueblo Esther. Según De Gateano buscó a un escribano para hacer la compra del campo por los carriles legales.

– Juan Bautista Alliau, uno de los escribanos que le daba carril legal actos ilícitos. Dice que está en tratamiento por depresión y que desde hace un año no ejerce.

– Lelo Pérez, el empresario que se dedicaba entre otras cosas a la venta de automóviles, y que tuvo un fugaz paso mediático por su romance con la vedette Vicky Xipolotakis, fue uno de los que dio la nota. Desbordado, Pérez rompió en llanto en reiteradas ocasiones. Negó estar al tanto del poder falso, se quiso despegar de los escribanos, y aseguró que el campo que compró “no vale nada y lo quería para hacer un loteo”. Según Pérez, los fiscales lo persiguen “por salir con Vicky”. Afirmó que la imputación por la cual se lo acusa “no es nada” en comparación con lo que acusaban hace dos años (lo vinculaban a la banda Los Monos).

– Jorge Oneto, el agente de bolsa dijo que le vendió un departamento a Pérez en Aqcualina y que en parte de pago le aceptó a éste el campo. Conoce a Jaef y Abdala socialmente, a Pérez por una “mesa de amigos” y con Kurtzemannn trabaja desde hace años. Al resto no lo conoce.

– Pablo Adbala, el director ejecutivo del Diario La Capital, aseguró que hace 5 días que no duerme, tiene taquicardia y que se puso a disposición de la Justicia ni bien se enteró, estando en el exterior. En cuanto a la causa, según el directivo del Decano le prestó dinero a Jaef y, como retribución, éste lo invitó a participar del campo. A Adbala le interesó el loteo, y envió a allegados a ver las actividades del campo “para hacer un negocio para el diario”. “Llamé a Tomás Ferguson, gerente comercial, y le pedí que lo evaluara para un loteo. Como el campo no servía, decidimos venderlo”, dijo.