Emilio Adobato emitió una carta de opinión donde destaca los “tiempos raros”

El concejal del Frente Progresista, Cívico y Social emitió una carta a la opinión pública.

“Todo comenzó con una declaración de emergencia económica trucha, para justificar el pedido de $10.000.000.- al gobierno nacional para cubrir desfasajes financieros y para poder afrontar la emergencia hídrica, donde se debía llevar la obra de defensa en el Puerto Reconquista a una cota de 7.20 m y atender los barrios de la ciudad con alto riesgo de inundación. Pues nada de eso ocurrió, adivinen a donde fueron a parar los fondos? a la cuenta de sueldos”.

Culminó una semana más, y en esta oportunidad, con una sesión en el Concejo un tanto especial. Hubo algunos enojos y gritos descontrolados que, a mi juicio, innecesarios pero suficientes como para tapar lo verdaderamente importante, que era aprobar o no la AMPLIACION PRESUPUESTARIA EN $ 30.000.000.- tal como lo solicitaba el Ejecutivo Municipal.

Luego de haber explicado claramente que los números que proponíamos desde el Bloque del F.P.C. y S. como alternativa eran la resultante de la información obrante en el Concejo enviada oportunamente por el Ejecutivo Municipal (a la que todos tuvieron y tienen acceso), llego el momento del oficialismo de tratar de defender lo indefendible. A tal punto que, al no saber qué decir, una vez más, tuvo que recurrir a su vieja estrategia de aprovechar para denostar y desprestigiar a las personas, exponiendo sobre temas que nada tenían que ver con el debate, y de paso, tratar de tapar y disimular su profundo y vergonzoso desconocimiento sobre el tema en cuestión.

Así volvió a resurgir el remanido tema de la Ejecución Presupuestaria correspondiente al año 2015. Tema que, a pesar de todas las acusaciones públicas que se hicieron, había decidido darle un punto final, ya que si no dieron el debate correspondiente en el recinto, entendí que no valía la pena. Pero ante la insistencia sobre ello, me veo en la obligación de hacer algunas consideraciones.

Como mas arriba les conté, fui testigo de como un vocero oficial del municipio, un acusador compulsivo que, con su verborragia que lo caracteriza, desviándose premeditadamente del tema que nos convocaba en el recinto del Concejo (discutir la Ampliación Presupuestaria) una vez más, hacía declaraciones para justificar por qué no se debía haber aprobado la Ejecución Presupuestaria 2015. Lo hacía con afirmaciones de grueso calibre tan disparatadas como maliciosas, demostrando una vez más que su preocupación por desprestigiar y poner en duda la honorabilidad de las personas, está antes que hacer sus aportes a un debate que, justamente con su negativa, nunca permitió se de en el seno del Concejo.
Pero esto no terminaba ahí, la cosa se agravaba con el avance de su alocución, donde claramente se evidenciaba que no solo mentía, sino que denostaba un profundo desconocimiento de lo que hablaba, al confundirse y mezclar las cosas. Evidentemente, su problema era mayúsculo. No entendía nada de lo que hablaba.
“Prefiero un ignorante … …al menos a este uno le enseña y aprende”, rezaba una de las tantas frases populares del Gral. Perón. Tal vez, este vocero que practica y lleva adelante su doctrina activamente, debería leerlo y prestarle un poco más atención.

Grafiquémoslo un poco: Uno, en su afán de estar, permanecer y protagonizar, puede aparecer y decir que es Superman y en todo caso no tendríamos porque no creerle, eso sí, cuando se le pida que suba a la terraza del décimo piso y se tire… más vale que lo haga. Que se tire y vuele!!! porque si no quedará como un simple charlatán que solo habla para la tribuna.

Bueno, esto es más o menos lo mismo. Uno puede decir un montón de cosas sobre la Ejecución Presupuestaria, de hecho así sucedió, pero a la hora de presentar la documentación que respalde todo lo dicho, la misma nunca apareció.

Voy a permitirme transcribir, a modo de ejemplo, algunas de las tantas acusaciones que se hicieron: “Observamos números inconsistentes y pocos claros, no cierran los números, hay gastos excesivos, números dibujados, sobreprecio de obra, faltan inventarios, etc., etc”

Un verdadero escándalo, una vergüenza si esto llegase a ser así!!!

Bien sabido es, o al menos deberían saberlo, que la confección de la Ejecución Presupuestaria está, en este caso, bajo la responsabilidad exclusiva de la Contadora General del municipio, asumiendo toda la responsabilidad de lo que allí se dice, dejando afuera de cualquier intervención a todo el poder político.

Ante esta situación, lo primero que se me ocurre pensar es en todo el personal de la planta permanente (Contadora General, Sub-contadora, Director de Rentas, etc.), que nada tienen que ver con la política, cómo estarán viviendo esta situación de angustia por la segura sustanciación de un sumario que, a esta altura, ya deberá estar culminando con la cesantía en sus cargos. Pienso también y me imagino que, después de tantas denuncias públicas, ya estarán todas hechas en la justicia con la debida documentación que las respalde. Y también me pregunto si la cosa era así ¿porque no dieron el debate en el concejo, rechazándola y yendo a la justicia como corresponde? Evidentemente no estaban en condiciones de hacerlo.

Debo decir que, en realidad, nada de esto ocurrió, por la sencilla razón de que no tienen ningún argumento legal, ni documentación que respalde los dichos de este Superman.

Todo comenzó con una declaración de emergencia económica trucha, para justificar el pedido de $ 10.000.000.- al gobierno nacional para cubrir desfasajes financieros y para poder afrontar la emergencia hídrica, donde se debía llevar la obra de defensa en el Puerto Reconquista a una cota de 7.20 m y atender los barrios de la ciudad con alto riesgo de inundación. Pues nada de eso ocurrió, adivinen a donde fueron a parar los fondos? a la cuenta de sueldos.

Cuando recién asumieron, colocaron carteles por todos lados, donde se informaba que todos los que tenían facturas a cobrar y no las habían presentado, tenían plazo hasta el 8 de enero para hacerlo. Pasada esa fecha se cerraría el ejercicio y, los proveedores que no presentaron nada, ya no podrían cobrar. Vencido el plazo pudieron ver que el déficit financiero de $ 10.000.000.- que pregonaban, estaba demasiado lejos aún. Preocupados por ver como se aumentaba el déficit para seguir sosteniendo la mentira, decidieron arbitrariamente e incumpliendo con las normas vigentes, extender el plazo hasta el 8 de abril, cuando la norma fija como plazo máximo es el último día del mes de febrero. Había que seguir buscando facturas para aumentar el déficit.

Esta fue una de las razones por la cual el ejecutivo municipal argumentaba que no recibieron la Ejecución Presupuestaria con el tiempo suficiente para poder estudiarla. Como para recibirla, si la tuvieron abierta hasta el mismo mes de abril. Aun así, fue presentada en tiempo y forma, es más, ante la reticencia a recibirla, debieron presentarla con nota por escrito, firmando el recibido.

Como terminó la cosa?, con un déficit de $ 4.200.000.- como nosotros lo dijimos desde un principio y que fue producto de la emergencia hídrica, donde hubo que construir 16 alcantarillas por $ 4.500.000.- y con $ 23.000.000.- en efectivo depositados en diferentes cuentas bancarias, incluidos plazos fijos, de los cuales $ 11.000.000.- eran de afectación específica y $ 12.000.000.- de libre disponibilidad, es decir, por ejemplo, el equivalente a un mes de sueldos.

Con todo respeto, permítanme una sugerencia: recuerden leerlo más al General, que el saber no ocupa espacio, agiliza la mente y eso siempre viene muy bien que, como el tan popular dicho nos dice “el pez por la boca muere” o más popular aún “las mentiras tienen patas cortas”.

Saludos!