No terminó el año pero AMSAFE ya amenaza con no iniciar las clases

amsafe-10-11-16

Lo planteó el titular del gremio docente en Rosario, tras la oficialización del bono de $2.000 a $3.000 que abonará la provincia.

El bono provincial de $2.000 a $3.000 que anunció el gobierno santafesino para estatales, docentes y médicos sigue sumando rechazos. Tanto, que los maestros rosarinos advirtieron ayer que peligra el inicio del ciclo lectivo del año próximo en tiempo y forma. “El año termina mal, con una oferta unilateral, insuficiente e insignificante para los jubilados. Y así, las clases no arrancan en 2017”, avisó Gustavo Terés, jefe de Amsafé Rosario.

Terés remarcó que el ofrecimiento de la Casa Gris “no compensa la pérdida de poder adquisitivo que hemos tenido los trabajadores ya que la inflación anual estuvo muy por encima del aumento salarial acordado en paritarias”.

Para el titular de la seccional Rosario del gremio docente “el bono es insignificante especialmente para los jubilados (de mil pesos), que ya venían rezagados con la misma paritaria”.

En ese marco, el martes, a las 10, Amsafé Rosario se movilizará con sus delegados y jubilados frente a la delegación local de Gobernación para expresar su malestar por el bono anunciado por la provincia.

“El gobierno ganó tiempo, nos arrinconó hasta el final de las clases para acotar nuestro margen de lanzar un plan de lucha. Por eso tenemos que mirar en perspectiva y señalar que terminamos muy mal el año y así no arrancamos la clases en 2017”, alertó Terés.

Por su parte, el Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra) seccional Santa Fe también cuestionó el anuncio del bono por haber sido unilateral y sin consulta al gremio.

“Se considera insuficiente y discriminatorio por cuanto a la cifra más importante no acceden la mayoría de los profesionales”, planteó Amra en un comunicado tras lo cual reiteró la solicitud de “apertura de las paritarias 2017 en el mes de enero del año próximo”.

El ministro de Gobierno, Pablo Parías, salió el cruce a las críticas. “Estamos haciendo un esfuerzo por fuera de lo previsto en el presupuesto. El Ministerio de Economía va a tener que hacer ajustes de partida, eso nos exige haber tomado una decisión que o se dio en el marco de las paritarias”, señaló y agregó: “Es lo que es posible hoy”.

En rueda de prensa en Rosario, Farías destacó que la administración provincial realiza “un esfuerzo presupuestario importante” para poder efectivizar un pargo adicional que representa “más de 550 millones de pesos para las arcas de la provincia”.

Y destacó que “está por encima de lo anunciado por administraciones similares, como la provincia de Córdoba, por ejemplo”.

“Nos hemos hecho eco de las distintas demandas y de la situación de los trabajadores de la administración pública, por eso la idea de otorgar esta suma adicional”, explicó el titular de la cartera de Gobierno provincial, e indicó: “Más allá de la mayor o menor conformidad que puedan tener los gremios, va a descomprimir las tensiones y las medidas de fuerza que existieron”.

Farías explicó los motivos por los cuales se decidió el pago del bono. “Hay una realidad de inflación muy importante que tiene una trascendencia particular, todavía no podemos adelantar en que fecha va a ser (la paritaria)”, cerró.