Lifschitz advierte que Santa Fe puede perder 2.500 millones de pesos

El jefe de la Casa Gris respaldó la posición de la gestión de Macri frente a la iniciativa fogoneada por la oposición, a debatir ahora en el Senado.

En sintonía con varios mandatarios provinciales (ver aparte), el gobernador Miguel Lifschitz aseguró ayer que, si se aprueba en el Senado nacional el proyecto de reforma de Ganancias que impulsa la oposición, Santa Fe perderá 2.500 millones de pesos, lo que representaría “un impacto fiscal importante”. Un posicionamiento que también potenció las diferencias entre socialistas, en incluso dentro de Frente Progresista (FPCyS).

Lifschitz respaldó la posición del gobierno de Mauricio Macri respecto de la reforma al impuesto a las ganancias, que ya cuenta con media sanción en Diputados. En ese sentido, afirmó que “no es un buen proyecto” y que, de prosperar en el Senado nacional, “tendrá un impacto importante” en la economía de la provincia porque ingresará menos dinero en concepto de coparticipación.

Al respecto, el jefe de la Casa Gris advirtió que la discusión en torno a las modificaciones de Ganancias “se convirtió, más que en un tema tributario, en uno político”.

Lifschitz explicó, en declaraciones a La Red, que la propuesta impulsada por distintos bloques opositores “no es buena”, más allá de que aspire a mejores beneficios para los trabajadores alcanzados por el impuesto.

“Es verdad lo que dice el gobierno, (el proyecto opositor) tendrá un costo fiscal importante. Impactará tanto en la Nación como en las provincias, que están comprometidas desde el punto de vista económico”, argumentó el socialista.

Asimismo, el mandatario santafesino reconoció que los cambios en Ganancias tenían cierta “lógica política”, pero de inmediato resaltó que faltaron más negociaciones con el oficialismo.

Acerca del costo fiscal que tendrá en Santa Fe el proyecto, en caso de ser aprobado en la Cámara alta, Lifschitz estimó: “Es difícil saberlo, pero habrá un impacto importante. Este año perdimos 2.500 millones de pesos con los cambios que ya se hicieron y podría ser una cifra parecida para 2017”.

Además del posicionamiento de Lifschitz, la votación del proyecto opositor en Diputados tuvo su repercusión política en la provincia.

“El socialismo decidió sacarse la foto con (el diputado del FpV Axel) Kicillof”, chicaneó el intendente de Santa Fe y presidente de la UCR nacional, José Corral, en alusión a la presencia de la legisladora Alicia Ciciliani en la conferencia de prensa con el resto de las referencias opositoras cuando anunciaron el proyecto unificado por Ganancias.

De inmediato, el diputado provincial y titular del Partido Socialista (PS) nacional, Antonio Bonfatti, replicó a Corral. Y enfatizó que la fuerza política que representa “votó en conjunto con toda la oposición” por entender que “los trabajadores no son pasibles de pagar Ganancias”.

En ese sentido, ayer se ratificó que el bloque socialista de la Cámara baja participó del acuerdo opositor que permitió darle media sanción el martes pasado al proyecto de reforma de Ganancias alternativo al que impulsaba el oficialismo.

Mensaje a los senadores

El diputado provincial Luis Rubeo instó ayer a los senadores nacionales santafesinos por el PJ a votar a favor de los trabajadores cuando se trate el proyecto de Ganancias que ya cuenta con media sanción de la Cámara baja. “El gobernador Miguel Lifschitz no sólo piensa y gestiona cada vez más parecido al presidente Mauricio Macri sino que prefiere directamente estar en contra de los trabajadores y a favor de la política conservadora de la Nación”, expresó Rubeo. Luego, agregó: “Espero que los senadores del PJ, sobre todo Perotti, está vez voten el proyecto aprobado en Diputados”.