Caso CER: “No es lo que acordamos”

La concejala Soledad Zalazar, una de las que llevó el caso a la ONU, dijo que lo que el gobierno presenta como avances en la reparación a la víctima no es lo que se acordó en las reuniones.

Hace 6 años las organizaciones que impulsaron la causa toman contacto con una joven de 19 años de la ciudad de Reconquista en el departamento Gral. Obligado – a quien llamamos CER para preservar su identidad-, que denunció a su padre quien desde los 13 años, la violaba sistemáticamente, conducta que repetía con otras hijas.

El 16 de junio de 2011, el Juzgado en lo Penal de Instrucción del Distrito Judicial N.4 de Reconquista, ordena el procesamiento del padre de la joven, por encontrarlo autor responsable de abuso sexual con acceso carnal agravado, reiterado en número indeterminado de veces, según lo establece el art. 45 del Código Penal y todo ello en Concurso Real de acuerdo al Art. 119, 4to. Parrafo, inc. b, en función del 3er parrafo y 55 del Código Penal.

El Juez de Sentencia en lo Penal de Vera, Dr. Nicolas Muse Chemes, sobresee al imputado, el 14 de marzo del 2012, considerando que tiene dudas y falla a favor del acusado. El 23 de agosto del año 2012 la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Vera, ratificó la sentencia absolutoria del imputado, que queda firme ya que el Fiscal no apeló la resolución. El imputado, vuelve a su barrio y organiza una fiesta a la que invita a familiares y vecinos para festejar su libertad. Las víctimas tienen que dejar la casa paterna.

CER no tenía ninguna representación legal y no fue notificada de la sentencia, que recién conoció a principios del 2013. Se comunicó con organizaciones de mujeres. y se organiza un equipo que revisó el expediente y las sentencias y encontraron que el acusado fue absuelto en base a concepciones discriminatorias, estereotipos de género y mitos sobre la violación. Alarmadas frente a otra sentencia que garantiza la práctica violatoria incestuosa por un Poder Judicial cómplice de una sociedad que ha naturalizado estos delitos en el norte santafesino, decidimos llevar el caso ante el Comité que vigila la aplicación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), de la ONU, en Ginebra.

El Comité admite el caso, que pasó a ser el primero en la historia del país que es admitido.

El 3 de Diciembre de 2014 se realizó la primera de las reuniones en el Consejo Nacional de la Mujer en la ciudad de Buenos Aires, donde se empieza a acordar una agenda de reparación para CER y otra agenda de garantías de no repetición por parte del Estado de Santa Fe, donde entre otras cosas se solicita la capacitación y formación de los integrantes del Poder Judicial Provincial y todos los entes del Estado; la capacitación a medios de comunicación para resguardar la intimidad de las víctimas en casos de violencia sexual; y un acto público de pedido de disculpas por parte del Estado.

“No es lo que acordamos”

Soledad Zalazar habló en el programa radial “La Grieta (FM 94.5 Central)” luego de las declaraciones del Subsecretario de Asuntos Regionales del Ministerio de Justicia de Santa Fe, Matías Figueroa, y dijo que lo que se está anunciando no es precisamente lo que se acordó para la reparación.

“El viernes pasado hubo una reunión en la que, por una cuestión personal, no pude estar y esto que se dice que ya casi está solucionado no es así. No está solucionado nada. Hasta que no tenga la escritura eso no está cerrado. Nosotros ya tenemos una triste experiencia de que en 2014, en este acuerdo amistoso al que habíamos llegado, vienen dilatando el tiempo porque ella vive en la misma precariedad y no tiene ingresos fijos formales. Hoy sigue haciendo todo lo posible para subsistir cuando nosotros hemos acordado otra cosa”, comenzó diciendo Zalazar.

“Le dieron una casa y le hicieron firmar que tiene que pagar las cuotas pero no le dieron la carpeta. No es lo que habíamos acordado. No se la tiene que vender porque es parte de la agenda reparatoria”, dijo Zalazar aunque fue inmediatamente contestado también por el funcionario provincial asegurando que no se le va a cobrar un solo peso y que la firma del boleto es simplemente una cuestión formal.

“Todo lo hacen en el apuro. En el apuro hacen un boleto. En el apuro te prometen un contrato. Lo cierto es que hasta hoy no tenemos nada solucionado”, finalizó.