Muere un paracaidista y su compañero, oriundo de Reconquista, se salvó de milagro

Un experimentado paracaidista murió ayer en el sur provincial en un extraño suceso. Su alumno, un reconquístense con varios saltos en su haber, salvó su vida de milagro.

Un experimentado paracaidista murió este sábado en el Aero Club Rosario ubicado en la localidad de Alvear al fallarle su equipo en un salto. La víctima fue identificada como Arturo Julio, de 51 años, un conocido dentro del aeródromo ubicado sobre la ruta 21. Cerca de las 16 horas del sábado personal de la Sub Comisaría 8° y médicos del SIES arribaron al lugar, ubicado a 14 km al sur de Rosario, alertados por el accidente fatal. Julio realizó un habitual salto desde altura, pero el paracaídas falló y no amortiguó la caída, por lo que murió en el acto, señaló un portavoz judicial.

Lo que muchos desconocían, y que este portal pudo confirmar, es que junto con Arturo Julio se encontraba en el aire el joven reconquístense Marcos Fabbro. Justamente él fue quien saltó con Arturo Julio, su instructor, en “Caída libre”. Modalidad en la cual se realizan distintos ejercicios aéreos, que Arturo le enseñaba a Marcos, antes de abrir el paracaídas. El salto se realizó a 4000 metros de altura y a los 1200 metros, aproximadamente, ambos deberían haber activado sus paracaídas. Por causas que aún se desconocen, eso no sucedió. Recién cuando se acercaban a los 400 metros del suelo, Julio le dio la orden de activar el paracaídas principal a Fabbro y éste lo hizo. El instructor abrió inmediatamente después el suyo, con la mala fortuna de que casi en simultáneo se abrió el segundo paracaídas, denominado automático porque se activa solo a cierta altura como refuerzo por seguridad. Ambos se abrían enredado sin cumplir ninguno de los dos su fin, y teniendo como resultado el lamentable deceso. Por su parte, el paracaidista reconquístense pudo aterrizar sin mayores inconvenientes.

Testimonios de allegados a la víctima señalaron que tenía más de 20 años practicando el deporte y que él mismo había preparado el equipo que utilizó en el predio donde funcionan el Aero Club Rosario, el Club de Planeadores Rosario, la Agrupación Rosarina Aeromodelista y el Club de Paracaidismo. El fiscal Walter Jurado, de la Unidad de Homicidio, junto al Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI); buscan determinar lo ocurrido. Por lo pronto, se va a peritar el paracaídas para determinar si hubo o no una falla. La Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil, también tratará de determinar qué fue lo que ocurrió en aquella caída del pasado sábado que le costó la vida a Arturo Julio.

Más Información