“Con cambios de nombres no alcanza”

El candidato a concejal Ricardo Serricho volvió a criticar a la gestión de Enrique Vallejos y dice que la gestión “no termina de arrancar”.

En los últimos días se conoció que la gestión de Enrique Vallejos anunciará varios cambios en su Gabinete. Pero el intendente debe saber que la inconformidad y la falta de logros que muestra a poco más de un año de haber asumido el cargo no se resolverán sólo con cambio de nombres. Si el Ejecutivo deberá girar más fondos a las áreas que están bajo la lupa. Una tarea difícil en época de vacas flacas y múltiples incorporaciones en tareas de “dirección”.

Esta gestión municipal no termina de arrancar y está floja en varias áreas. Los cambios que se anunciarán en el Gabinete demuestran que el funcionamiento del equipo de trabajo no conforma al Dr. Vallejos, que planea cambiar nombres en las secretarías de Servicios Públicos y Desarrollo Social. Pero con cambiar nombres no alcanza.

Los cambios de responsables de las secretarías deben ir acompañados de mayores recursos operativos que permitan desarrollar mejor las tarea, como lo manifestó el Secretario de Servicios Públicos saliente, así que, más allá de la apuesta que Vallejos hace a la experiencia de Gabriel Gasparutti, si no cambia otras cuestiones va a ser muy difícil que el municipio pueda revertir la situación de deterioro permanente en la que se encuentran sumidos los servicios públicos municipales.

Esta tarea de sentido común resulta difícil de aplicar porque Reconquista no tiene una buena gestión de sus recursos financieros. En la ciudad el aumento del gasto de personal está por encima de lo que se pautó en las paritarias del 2016, esto quiere decir que el gasto creció porque hay más gente o porque hay una cantidad de gente similar que gana más dinero que los que ya estaban dentro del municipio.

Si este equipo de gobierno sigue apostando a fortalecer una estructura partidaria desde las arcas municipales y no a volcar esos recursos financieros para el mejoramiento de los servicios públicos y para la concreción de la obra pública vamos a seguir en una situación donde la ciudad de Reconquista se va a ir alejando cada vez más de una posibilidad real de mejorarle la calidad de vida a sus vecinos, como sí lo están haciendo otras localidades gobernada por intendentes de distintos signo político como es el caso de Avellaneda con gobierno de la UCR o Malabrigo con un gobierno del PJ, donde uno ve, claramente, que la inversión que hace el municipio está muy por encima de los niveles que se destinan en Reconquista.

En nuestra ciudad no se incorporó personal en lo que se conoce como el agrupamiento de mantenimiento y producción, es decir, gente que realmente está trabajando en la calle, mejorando los parques y paseos, los espacios públicos, cortando el césped, o haciendo tareas de cuneteo, sino que esta gestión creó una suerte de gabinete paralelo con gente contratada que está cumpliendo funciones de jefes dentro de las distintas oficinas de la municipalidad y ese gasto improductivo es lo que está impidiendo que se generan nuevos recursos para que se puedan fortalecer los servicios y las obras. Por eso espero que el cambio de nombre en el gabinete no sea solamente eso, sino que sea un real viraje en la política que se dio hasta acá la gestión del Intendente, Enrique Vallejos.