Últimos días para colaborar con él sueño del jardín

El Jardín de Infantes 8061 “Conrado Nalé Roxlo” (Freyre 920) lanzó una cena a beneficio con el objetivo de lograr el sueño de la construcción del salón de música y cocina para sus alumnos.

La Cooperadora del Jardín está organizando una cena que se realizará el 22 de julio en el Club Atlético y Tiro de Reconquista. El objetivo es lograr el mayor beneficio posible para ir juntando fondos para la construcción que es un anhelo que el establecimiento tiene desde hace ya un tiempo.

El edificio que se piensa construir tiene un costo aproximado de dos millones de pesos y lo que se intentará con esta cena es generar un beneficio que permita realizar por lo menos la primera etapa de construcción.

La construcción se realizará en la parte final del terreno donde está ubicado el jardín. Actualmente el jardín debe compartir la sala de música con la Escuela 6044 que está al lado.

La cooperadora ya lanzó la venta de las tarjetas y pide la colabración de todos para que puedan ir comprando, cuanto antes, las tarjetas y así se va armando la cena que además contará con DJ para que puedan quedar a bailar luego.

Además se está buscando empresas que patrocinen la cena y también colaboren.

El costo de las tarjetas es de $200 para los adultos y $100 para los menores.

El menú será de pollo, chuleta de cerdo, chorizo, pan, ensalada y postre. Habrá servicio de cantina para que puedan comprar allí las bebidas a precios módicos y además habrá remates de postres y tortas realizadas por el Club de Madres.

Los que quieran adquirir tarjetas pueden hacerlo al Te. (03482) 15657238 o en el jardín.

Ex alumnos, familiares y toda la población está llamada a colaborar para que crezca la educación.

Para comprar tarjetas pueden acercarse al jardín de 9 a 11 de la mañana solo hasta el viernes 14.

La música durante la primera infancia, potencial para el desarrollo

La música nos acompaña durante el desarrollo de nuestra vida. Al escuchar y al crear música contamos con otras formas de expresar sentimientos, pensamientos y de relacionarnos con los demás.

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Noroeste de Illinois (en Estados Unidos), la enseñanza musical mejora el uso y el aprendizaje del lenguaje. Además, diferentes estudios han demostrado que el aprendizaje durante la infancia de disciplinas artísticas como la música mejora el entendimiento de la lengua, matemáticas y mejora el rendimiento escolar en general, así como también potencia otras áreas de desarrollo.

Estos estudios comprueban lo que ya se observa en el aula con los chicos. La música cobra, entonces, un lugar cada vez más importante para su crecimiento. Por eso, la estimulación musical favorece su desarrollo cognitivo y emocional.

Desde la concepción los seres humanos estamos expuestos a estímulos musicales. Consciente o inconscientemente, nuestras madres nos han involucrado en un ambiente de ritmos, ruidos y sonidos desde el exterior del vientre materno. Y cuando el nacimiento se produce, se comienza a recibir más estímulos de este tipo. En esta primera instancia, la música establece una forma de comunicación especial entre padres y sus hijos.

Cuando los niños comienzan el jardín maternal o el jardín de infantes, es el momento ideal para incorporarles una nueva arista de su relación con la música: crearla. Jugar con los sonidos, cantar, tocar instrumentos, cantar, son herramientas para expresarse creativamente.