Los abogados de Zancada y Fumo están seguros de que la causa no llegará a juicio