Sergio Rojas explotó contra dos periodistas militantes de Fabbroni

El Secretario Coordinador de la provincia se hartó de las “mentiras, calumnias e injurias” de los periodistas Hugo Walter y Jorge Jerez, militantes de la actual gestión municipal.

Así lo escribió en su Facebook

Desde hace más de 4 años soy sistemáticamente objeto de todo tipo de mentiras, calumnias e injurias por parte de los conductores del programa matinal de la FM 93.1 de la ciudad de Vera, los señores Hugo Walter y Jorge Jerez. Mi actitud permanente fue restar importancia y no contestar a sus críticas arteras, sin fundamentos y con el sólo objetivo de dañar mi buen nombre y el trabajo que realizo.

Esta vez me decidí a escribir este descargo público porque cruzaron un límite: para continuar con el incansable propósito de desprestigiarme, involucraron en sus difamaciones de la semana anterior a mis hijas, Renata de 7 años y Felicia de 4. Por eso, esta vez no hago caso omiso, porque debo decirles que… CON MIS HIJAS NO! Con mi familia no.

Conozco perfectamente la exposición a la que me someto siendo funcionario público. Acepto críticas en base a datos objetivos u opiniones diversas. Pero no la generación datos falsos y tendenciosos que buscan lesionar la dignidad de las personas, y particularmente en este caso de niñas menores de edad totalmente ajenas a cualquiera de las críticas que estos sujetos puedan hacer.

Quienes vivimos en Vera sabemos que esta metodología es repetida por ellos hasta el cansancio, siendo siempre los destinatarios aquellos que planteamos una mirada diferente a la del oficialismo local, dado que Walter y Jerez son los voceros mediáticos de la actual gestión, lo que se puede comprobar con solo escuchar cualquiera de sus programas. Y se confirma aún más cuando vemos que una de estas personas conduce la fiesta más importante de la ciudad, como son los carnavales; y la otra es beneficiada “a dedo” con una de las 40 viviendas entregadas en Vera el mes pasado.
Son de ese modo consecuentes con las prácticas que usan quienes gobiernan nuestra querida ciudad de Vera para amedrentar a quienes definen como opositores por no compartir sus ideas. Quiero dejar claro que mis diferencias con el oficialismo local, además de ser políticas, son fundamentalmente diferencias de valores, de cómo transitamos la vida, nos vinculamos con otros y construimos la sociedad en la que soñamos vivir.

La mayoría de los verenses queremos dejar atrás prácticas oscuras que continúan dañando la imagen de la política pero que, lamentablemente, están presentes en nuestra ciudad desde hace muchos años. 

Llega un momento en que debemos decir BASTA, tener un micrófono cotidianamente, no da derecho alguno a ensuciar impunemente a otras personas. No les da derecho a ensuciar mi nombre y la función que desarrollo con integridad, convicción y honestidad. No les da derecho a causar ningún tipo de daño a mi persona ni a mi familia, esta vez no estoy dispuesto a tolerarlo.

Sergio Chiqui Rojas