Cristina Kirchner convocó a la primera sesión virtual en la historia del Senado



Fue a través del Decreto Parlamentario 0008/20. La presidenta del Senado citó a los legisladores a debatir la semana próxima.

El 13 de mayo, por primera vez en su historia, el Senado Nacional sesionará de manera virtual. La decisión que tomó el oficialismo se fundamenta en las cuestiones de distanciamiento social que demanda el contexto de pandemia por Coronavirus en el país.

En este sentido se dispuso que sólo podrán permanecer en el recinto las autoridades parlamentarias, por razones de seguridad sanitaria y para evitar la prevalencia de senadores porteños y bonaerenses por sobre los del interior del país.

La titular de la Cámara alta, Cristina Fernández de Kirchner, firmó ayer el Decreto Parlamentario 37/20 para convocar a sesión especial para el miércoles 13, a partir de las 14 horas, y además estableció los lineamientos de la sesión según lo conversado con los bloques integrantes del cuerpo legislativo.

 

El decreto expone que sólo tendrán acceso al recinto de sesiones la presidenta del Senado, el secretario y el prosecretario parlamentarios, Marcelo Fuentes y Juan Tunessi, respectivamente; y las autoridades de la cámara alta.

La organización diagramada por la Vicepresidenta fue respaldada Frente de Todos, así como por bancadas aliadas como Juntos Somos Río Negro y el Frente Renovador de la Concordia de Misiones.

Por el contrario, Juntos por el Cambio rechazó la propuesta del oficialismo y pidió que algunos senadores (no más de quince) pudieran sentarse en sus bancas.
La solicitud de la oposición fue rechazada por el oficialismo, quienes argumentaron la negativa a partir de cuestiones de seguridad sanitaria. Aun así, Cristina Kirchner aceptó algunos pedidos de Juntos por el Cambio y, además, propuso que también tuvieran acceso al hemiciclo el resto de las autoridades del Senado.

En caso de que la titular del Senado debiera ausentarse por algunos minutos, quienes le siguen en la lista de jerarquías podrán reemplazarla. En relación a este aspecto los senadores Abdala de Zamora, Lousteau, Closs y Rodríguez Machado permanecerán en sus despachos y bajarán al recinto solo si la situación así lo amerita.

 

De acuerdo con el instructivo, la idea es que la vicepresidenta modere el debate y dé la palabra a los legisladores que participarán desde sedes oficiales de sus provincias, o a lo sumo en sus casas si ellas cuentan con los requerimientos técnicos necesarios.

La Cámara alta debatirá la validez legal de unos veinte Decretos de Necesidad y Urgencia firmados por el presidente Alberto Fernández desde la declaración del aislamiento social, preventivo y obligatorio para mitigar la propagación del coronavirus.

Por último, no se permitirá el planteo de cuestiones de privilegio o la referencia a temas ajenos a la situación de emergencia por la pandemia.

Fuente: Télam