Las reuniones familiares estarán limitadas a criterios de cercanía



Entre hoy y mañana se establecerán los criterios con los intendentes de los grandes conglomerados urbanos. No se permitirán traslados entre provincias.

Tras recibir la anuencia del gobierno nacional, la Provincia habilitará la posibilidad de realizar reuniones familiares tanto en Santa Fe como en Rosario, para no más de diez personas y limitadas por criterio de cercanía.

Los encuentros estarán autorizados solo los días sábados, domingos y feriados, en domicilios particulares, siempre que se posibilite la adecuada ventilación, cumplimentando la medidas de prevención dispuestas por las autoridades sanitarias, el distanciamiento personal y el uso obligatorio de manera correcta de elementos de protección que cubran nariz, boca y mentón al momento de desplazarse hacia y en las instalaciones.

Desde el Ejecutivo afirmaron que los detalles de cómo deberán ser las modalidades de las reuniones, serán comunicadas en las próximas horas, pero adelantaron que estarán limitadas por criterio de cercanía, es decir, que se permitirían los traslados entre localidades aledañas a los grandes centros urbanos, pero seguirán prohibidos los desplazamientos de una provincia a otra.

 

Ayer, el gobierno mantuvo una serie de reuniones con intendentes y presidentes de comuna para conocer las opiniones sobre el tema y definir el concepto de cercanía. De hecho, muchos mandatarios sostuvieron una mirada “restrictiva” en cuanto al ingreso de personas de otras localidades.

En consecuencia, aun resta definir los criterios sobre cómo fijar los límites de proximidad, pero, en principio, la intención sería que los encuentros se realicen dentro de los conurbanos o delimitando un número determinado de kilómetros alrededor de las grandes ciudades. La pretensión que buscará evitar el gobierno, será, siempre, la creación de un aumento de la circulación urbana.