No es necesario tener fiebre para ser caso sospechoso de coronavirus



El Ministerio de Salud modificó la definición del cuadro de síntomas sobre un paciente posiblemente infectado por COVID-19. Hay cuatro criterios para su identificación.

El Ministerio de Salud de la Nación modificó este lunes los criterios por los cuáles se considera a un paciente como caso sospechoso de coronavirus. Entre esas modificaciones, ya no será necesario presentar fiebre para ser considerado caso probable de COVID-19.

 

De este modo, si alguien presenta dos de esos síntomas, por ejemplo falta de olfato y tos, podrá ser considerado caso sospechoso de coronavirus por más que no presente fiebre.

A esos criterios, se debe considerar si ese paciente estuvo en los últimos 14 días en contacto con casos confirmados de COVID-19, o tenga un antecedente de viaje internacional; o tenga un historial de viaje o residencia en nuestro país en zonas de transmisión local de coronavirus, ya sea comunitaria o por conglomerados.

A su vez, se considerarán casos sospechosos a quienes presentes dos o más de los síntomas mencionados y que residan o trabajen en instituciones cerradas como residencias de adultos mayores, instituciones neuropsiquiátricas, hogares de niñas y niños.

Las personas que se desempeñen dentro de los trabajos esenciales, ya sea porque forman parte de las fuerzas de seguridad y fuerzas armadas, y personas que brinden asistencia a personas mayores, y también a personas que residan en barrios populares o pueblos originarios, serán considerados casos sospechosos con dos o más de los síntomas descritos.