Allanaron oficinas del Ministerio de Seguridad en Santa Fe y Rosario



La medida, dispuesta por un fiscal de la capital provincial, busca documentación y celulares de determinados funcionarios.

Este viernes por la tarde, oficiales de la Justicia Provincial requisaban las sedes del Ministerio de Seguridad de las ciudades de Rosario y Santa Fe. La medida, que comenzó a primera hora de la tarde, se hacía bajo requerimiento judicial, fue sorpresiva e implicaba el secuestro de elementos personales, aunque algunos voceros rechazaban usar la palabra «allanamiento».

A instancias del fiscal Ezequiel Hernández, de Delitos Complejos de la Fiscalía de Santa Fe, el allanamiento se llevó adelanto con un total hermetismo.

 

Luego de ingresar a las oficinas ubicadas en la intersección de las calles Santa Fe y Moreno, se dispuso que se realice el mismo operativo en las oficinas de la ciudad de Santa Fe. Según trascendió, los oficiales buscaban documentación vinculada a una central de información y a investigaciones junto a teléfonos celulares de funcionarios, algunos de ellos de alto rango, computadoras y dispositivos de almacenamiento.

 

En medio del operativo, se hizo presente el ministro Jorge Lagna, actual titular de la cartera no sería alcanzado por los requerimientos pero si su «viceministro», el secretario de Seguridad Pública Germán Montenegro.

El fiscal Hernández investigaba, hace varios meses, a funcionarios de Seguridad por el presunto intento por favorecer a una firma con la compra de armas y por el uso indebido de recursos vinculado a la producción de información de personas por fuera de causas judiciales. Las fuentes consultadas no confirmaban el motivo de la medida de este viernes ni tampoco qué la precipitó tan abruptamente.

En medio de un espiral de violencia, los escasos recursos policiales y de mando que quedaron al desnudo con el atentado a El Establo, presuntos cambios e investigaciones por irregularidades que alcanzan a funcionarios designados por Marcelo Sain, algunos de ellos instalados en la provincia por su función, la medida judicial podría acelerar decisiones que debía tomar el gobernador Omar Perotti.

 

Según detalla el periodista Hernán Funes, la ruptura quedó expuesta cuando dos funcionarios clave pegaron el faltazo el lunes a una reunión en la que fiscales les pedían información sobre el desempeño policial y la coordinación con fuerzas federales. El martes, cuando Lagna confirmó cambios operativos pero negó de nombres, comenzaron otras versiones. Fue uno de los temas que habló junto al gobernador por videoconferencia con Aníbal Fernández.

Al día siguiente se produjo la designación de Marcelo Sain como asesor de Aníbal Fernández y crecieron las posibilidades de que, si funcionarios que designó en Santa Fe no tenían lugar en el equipo de Jorge Lagna, retornaran junto a él a su nueva función. Montenegro, requerido por la medida judicial, es justamente de estrecha confianza de Sain y llegó junto a él a la provincia.

El quiebre en la cartera más sensible del gobierno de Omar Perotti se profundizó tras la destitución de Sain por parte de la Legislatura.

FUENTE: LT10/ROSARIO3