Gobierno, empresarios, campo y sindicatos firman el Compromiso Argentino de Solidaridad



El Gobierno dará un paso más para cerrar un acuerdo social a través de la convocatoria con sectores sociales, empresarios, instituciones del campo y sindicatos. «Compromiso Argentino de Solidaridad» (CAS) es el documento que rubricarán hoy en la reunión con el presidente Alberto Fernández y varios ministros de su gabinete, el cual tiene como razón de fondo marcar un perfil robusto para la nueva etapa con las negociaciones ante el Fondo Monetario Internacional.

«El reordenamiento fiscal y monetario que el Estado se ha comprometido a llevar adelante se debe ver reforzado en su efectividad con el concurso de conductas sectoriales responsables», dice el escrito apuntando a «formadores de precios y los eslabones más rentables de las cadenas de distribución».

La cita, a las 16 en la Casa Rosada, se presenta como un paso formal hacia el consenso que Fernández propuso en campaña y quedó marcado en las leyes de solidaridad, sus encuentros con los mismos representantes sectoriales e incluso para abordar otro tema en carpeta urgente: los incrementos salariales por decreto en el sector público y privado. BAE Negocios tuvo acceso al documento que firmarán los convocados, que redactó el jefe de ministros Santiago Cafiero, y donde se remarca la decisión del Ejecutivo Nacional en cuanto que «nuestra agenda debe incluir como temas prioritarios un esquema equitativo y sustentable de de actualización de haberes jubilatorios y tarifas de servicios públicos», dos temas que dominan el escenario de alta temperatura en plena crisis.

El CAS imprime continuidad para el diálogo que potenciaron días atrás algunos ministros encabezados por Cafiero con sindicatos, empresarios, organizaciones sociales y la Iglesia.

Otro tramo del texto oficial sostiene que existe conciencia plena «del efecto desvastador de la inflación sobre el salario, la inversión productiva y en general, la tranquilidad de nuestros hogares».

El núcleo dialoguista de las organizaciones sociales, léase el Triunvirato San Cayetano y su flamante Unión de Trabajadores de la Economía Popular, respaldan la propuesta de la Casa Rosada. Para la CGT el documento apunta a enfrentar «sin dudas» todas «las dificultades que atraviesa el país», al punto de refrendar que «son parte de este Gobierno». En otra tonalidad el adjunto de la CTA y referente de ATE Daniel Catalano ponderó «la vocación de diálogo del presidente Alberto Fernández, para trabajar con una prioridad, mejorar la calidad de vida de gente que la está pasando muy mal desde hace años», según lo destacó a Crónica HD.