“La expulsión de un alumno no resuelve los problemas de convivencia”

lucia-escobar-15-10-16

La titular de la Región II de Educación confirmó que la decisión del gobierno es que el alumno que agredió a su compañero y le rompió la mandíbula en tres partes siga en el mismo colegio. “Hay que trabajar en la convivencia”, destacó la funcionaria.

Leonardo Rolón
Semanario Reconquista

La titular de la Región II de Educación, Lucía Escobar, habló en exclusiva en el programa radial La Grieta (FM 94.5 Central) y expuso su visión y la del Ministerio de Educación de Santa Fe sobre el caso de violencia extrema que se dio en el Colegio San José y que terminó con un chico con triple fractura de mandíbula. Varios padres de la institución piden la expulsión del alumno de ese establecimiento escolar.

“Debemos reflexionar todos, desde el sistema educativo, sobre esta situación que es pública. Por más que sea en el ámbito de un colegio público de gestión privada, se merece la responsabilidad de asumir un trabajo en forma conjunta”, comenzó diciendo la autoridad ministerial.

“La Región II ha puesto a disposición del colegio todo el Gabinete Socio-Educativo para acompañar y para hacer educación realmente, de ambas partes: tanto del chico agredido como aquellos que participaron como agresores”, señaló.

Respecto del pedido de algunos padres para que los agresores sean expulsados del establecimiento educativo, Lucía explicó que “la educación no se puede remitir a eso. Nosotros trabajamos sobre el hecho con un proceso con el seguimiento y recuperación del alumno de esto que ocasionó y de lo que produjo”. Además agregó que “en educación no sirven las definiciones de fuera o dentro. Sirve el trabajo que se hace procesual para recuperar al chico y comenzar a reflexionar junto a él respecto del hecho ocurrido”.

“La escuela tiene su reglamentación, su decálogo de intervenciones y luego tomará una decisión, pero expulsar a un alumno de una escuela no es el fin educativo que tenemos desde la Región ni desde las escuelas tampoco”, remarcó.

– ¿Cómo se hace para seguir conviviendo con el agresor?
– Se trabaja en convivencia. Es un trabajo que nos está haciendo falta en la sociedad. Siempre tenemos en cuenta que el joven, el adolescente, el niño… justamente está dentro de un establecimiento para aprender. La sociedad, la familia y la escuela le enseñan cosas y la cuestión es aprender juntos.

Pocas herramientas
El Gabinete Socio-Educativo que incluye a distintos profesionales para el abordaje de situaciones complejas tiene solo siete personas trabajando en toda la región.

Hasta hace un tiempo eran 10 pero “dos están de licencia y una que renunció”.

Lucía Escobar reconoció que “es muy poco para toda la extensión que tiene la Región II” pero adelantó que “está todo tramitado” para cubrir la vacante de la persona renunciante y las suplencias para las dos personas que están de licencia.