Los municipales volverán a parar la segunda semana de noviembre

municipales-paritarias-9-3-16

Una nueva medida de fuerza en menos de 15 días para exigir la reapertura de las paritarias en los próximos días.

La Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) le metió presión a la falta de respuestas los intendentes de la provincia en abrir la paritaria para discutir una suba salarial. La decisión de la medida de fuerza por 48 horas estaría tomada y sólo restaría definir los dos días entre el 7 y 11 del mes próximo.

“Los que tendrían que hablar son los intendentes José Corral (Santa Fe) y Mónica Fein (Rosario), que representan los Ejecutivos más importantes. La responsabilidad del secretario de Municipios y Comunas, Carlos Torres, es coordinar la paritaria”, afirmó el titular de Festram, Claudio Leoni, buscando marcar la cancha sobre el rol de cada uno en la disputa salarial.

Mientras el año entra en su recta final, los municipales empezaron a caminar un plan de lucha que tiene como objetivo reabrir la paritaria y que los representantes de municipios y comunas suscriban una suba que impacte en el salario lo antes posible.

La pretensión gremial se da en un contexto en el que el gobernador, Miguel Lifschitz, descartó de plano otorgar un aumento a los estatales provinciales y rechazó el otorgamiento de un bono. Posteriormente también Torres puso en duda la reapertura de las paritarias, sí dejó abierta la puerta al diálogo y se inclinó por evaluar el otorgamiento de un bono “como alternativa que descomprima el conflicto”.

El secretario de Municipios y Comunas santafesino había advertido que algunos intendentes de grandes ciudades de la provincia “están pidiendo adelantos ahora para pagar sueldos. Y si además hay subas salariales adicionales para lo que resta del año, las dificultades podrían ser extremas”.

Ayer, en diálogo con LaCapital, Leoni salió al cruce de los argumentos de Torres con números que maneja Festram, y para ponerle fecha a la continuidad del plan de lucha.

“Hasta ahora no hay ningún contacto. El 2 de noviembre tenemos un plenario de secretarios generales para ir a un paro de 48 horas para la mitad de la segunda semana de noviembre”, adelantó Leoni.

El titular de Festram puso sobre la mesa datos que justificarían el pedido de paritaria y suba de haberes a los municipales.

“Las expresiones se contradicen con la información oficial del Estado, por los que sus dichos muestran desconocimiento de las cuentas públicas o la intencionalidad de impedir el derecho a la negociación colectiva”, dijo Leoni, para exigirle a Torres que publique los municipios que hacen pedidos de adelantos y anticipos de coparticipación.

Números en mano

La Federación sindical destacó que en agosto las transferencias de coparticipación a municipios y comunas ya se habían incrementado un 52,3 por ciento, “lo que proyecta recursos por más de 13.000 millones de pesos para este año y con ello la más alta participación de los Estados locales (2,16 por ciento) en el Producto Bruto Geográfico de Santa Fe de los últimos 10 años.

Además, el informe de Festram afirma que las administraciones comunales están recibiendo el 15,43 por ciento del total de los ingresos tributarios, por encima del 14,71 por ciento que percibieron el año pasado.

Excedente

Con relación al incremento salarial acordado a principio de año EM_DASHque fue de un 33 por cientoEM_DASH, “los municipios y comunas cuentan con recursos de coparticipación que superan el 44 por ciento de la masa salarial total, calculada sobre los aportes a la seguridad social”, se indicó.

Esta diferencia del 19,33 por ciento es para Festram “la más alta a favor de las economías municipales y comunales desde la recuperación de las paritarias de 2008”.

El documento de Festram recordó que este análisis de recursos es sobre la coparticipación de impuestos nacionales y provinciales, y no contempla los fondos de cada jurisdicción comunal; “gravámenes que en una adecuada administración tributaria local deben ser superiores a los coparticipados por Nación y provincia”. Leoni aclaró que el paro de 48 horas “cortará” la semana por la mitad.