Importante movilización de mujeres por el #8M

Un nutrido grupo de mujeres participaron de la movilización que buscó hacer sentir su voz contra la opresión machista.

A las 18 Hs comenzó la marcha de mujeres desde el Monumento a la Mujer ubicado en el Complejo Cultural La Estación y caminaron hasta la Plaza 25 de Mayo donde se leyeron algunos discursos.

El documento

El Día Internacional de la Mujer es un llamado permanente que nos muestra que existen en el mundo “Derechos Humanos” que son continuamente vulnerados. Nos recuerda que: las ideas de igualdad, libertad y todos los valores que se tratan en los discursos de los actos políticos, acontecimientos escolares, celebraciones familiares, son solo palabras frente a una realidad que necesita hechos, acciones para cambiar lo que nos interroga, lo que nos conmueve.

Día a día los medios brindan datos, estadísticas sobre un nuevo femicidio, otro abuso infantil, jóvenes que pierden la vida a partir de la violencia contra su persona… ¿Hasta cuándo?.

Por eso creemos que este día no es una celebración sino que es un día que nos motiva y nos debe llamar a la reflexión, al recogimiento, a la unión de voces. Hoy que estamos nosotros aquí…también habrá marchas en el mundo, carteles que entre todos unimos para hilvanar el origen de este día tan especial.

Porque en definitiva el 8 de marzo no debe ser un día sino todos los días, pues de eso se trata, de que se haga parte fundamente de nuestras vidas, una manera de pensar, decir y actuar.

Debemos tener en cuenta que si no somos capaces de valorar las acciones en sí mismas, más allá de si quien las ejecuta es una mujer o un hombre, si partimos de los prejuicios para valorizar los hechos, si a cada error le echamos la culpa a la famosa “cultura machista”, estaremos partiendo siempre de supuestos erróneos y por lo tanto justificando la discriminación, el mal trato, los abusos, la falta de derechos, las desigualdades…

Comprobamos que este tema es de preocupación mundial y, un claro ejemplo es el lema elegido por las Naciones Unidas para el Día Internacional de la Mujer 2017: “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”. Podemos aprecia entonces, que hay una clara intención de avance cultural que implica compromiso y nos compromete a todas las personas del mundo.

Líderes de todo el planeta, como hemos aclarado, que se plantearon un mundo sostenible a partir de diversos objetivos, colocando la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en una posición central de la Agenda 2030

Creemos que entre las medidas claves para asegurar el empoderamiento económico de las mujeres en el mundo cambiante del trabajo se encuentran: cerrar la brecha entre los salarios de hombres y mujeres, reconocer el trabajo no remunerado que supone el cuidado del hogar y de los miembros de la familia realizado por ellas, a su vez redistribuir estas tareas de forma equitativa entre hombres y mujeres. También así consideramos que se deben eliminar las brechas en el liderazgo y toma de decisiones, en el emprendimiento y en el acceso a la protección social; y asegurar políticas económicas sensibles al género que promuevan empleos, reduzcan la pobreza y un crecimiento sostenible e inclusivo.

Si bien podríamos continuar brindando motivos para que esta fecha que hoy nos convoca, nos une, nos sensibiliza, creemos que lo más importante es permanecer en un continuo “hacer” juntos. Por eso, para finalizar, consideramos contundentes y precisas las palabras que en el año 2013 Michelle Bachelet, “Directora Ejecutiva de ONU Mujeres”, nos deja algunas sobre este especial día:

“…quiero unir mi voz a las voces de todas las personas que creen que el cambio es posible. Nos guía un principio fundamental de las Naciones Unidas: creemos en la igualdad de derechos para las mujeres y los hombres.

En todos los lugares del mundo estamos alzando la voz para dejar de lado el silencia y la indiferencia frente a los hechos de violencia contra las mujeres. El cambio es posible y está ocurriendo.

Si, el cambio es posible y el cambio está ocurriendo. Pero, dadas las atrocidades que se comenten cada día, debemos preguntarnos: ¿Ocurre este cambio con la rapidez que debiera? ¿Cuántas familias más tienen que sufrir?

Hoy, y todos los días decimos:

NO a la discriminación y a la violencia contra las mujeres y niñas.

NO a la violencia doméstica y a los abusos

NO a las violaciones y la violencia sexual

NOa a la trata de seres humanos y la esclavitud sexual

NO a la mutilación genital femenina

NO al matrimonio infantil

NO a los asesinatos cometidos en nombre del honor o la pasión

NO al femicidio

NO a la impunidad

Y decimos SI a la paz, a los derechos humanos, a la justicia y a la igualdad.