“Desde la lógica y la buena fe, no puede ser otro el domicilio de la Defensa”

Así opinó el Presidente del Colegio de Abogados de la 4° Circunscripción al ser consultado sobre la polémica decisión de trasladar la sede de la Defensa Pública Penal a Vera, ciudad en la que vive la recientemente nombrada Defensora Regional  María Valeria Lapissonde. La cita tuvo lugar en el programa Cuarto Intermedio (miércoles 22hs-LTV) donde el Dr. Aníbal Zupel se refirió también, entre otros tantos temas, a los pros y contras del nuevo sistema procesal penal santafesino.

El “Colo”, como lo conocen todos, contó como fue su primer encuentro con la Defensora Regional y la decepción posterior. “Dos o tres días antes de conocerse esto, me llama la Dra. Lapissonde para tener una reunión en la sede de la Defensa Regional (Habegger y San Martin) donde mantuvimos una charla de más de 2 horas. En ese contexto tuve una charla extensa y sincera, creí yo porque nos mirábamos a los ojos, pero en ningún momento me manifestó que quería trasladar la sede de la Defensa a la ciudad de Vera. Luego, el martes siguiente, me invitan a que asista a la presentación oficial que hacía la nueva Defensora Provincial, Jaquelina Balangione, en Vera. En un momento de su alocución, ella dice que la Dra. Lapissonde había decidido el cambio de domicilio para la sede regional. Y la verdad que fue una sorpresa muy grande. Fue una noticia que me desagradó mucho pero como estaba sentado en la primera fila no podía levantarme e irme, porque si no lo hubiera hecho. Me sentí muy mal porque me ocultaron algo. Y yo no digo que me deban consultar para tomar una decisión pero mínimamente informar, y la oportunidad la tuvo cuando antes estuvimos reunidos. Eso nos trae un conflicto adicional sin sentido. El análisis que hacemos es que tanto en materia jurídica como en el plano legal, está más que claro que la sede de la Defensa debe ser la ciudad de Reconquista. Por ser cabecera del nodo, capital del departamento, por la ubicación central desde lo geográfico, por la cantidad de habitantes y su proporcional número de causas. Entiendo que por todo eso, siempre fue Reconquista la sede. Entonces, no puede ser otro el domicilio si se parte desde una interpretación lógica y de buena fe”.

Zupel, quien asumió a fines del año pasado la presidencia del Colegio de Abogados luego de vencer a la lista de Daniel Andrade por tan sólo un voto, realizó un balance sobre el nuevo sistema procesal penal. “Nosotros desde el Colegio entendemos que debemos hacer docencia para que toda la comunidad comprenda cómo funciona el actual sistema, y la justicia en su conjunto. Porque por ahí se confunde el rol del Ministerio Público de la Acusación, el de la Defensa Pública y el de los Jueces. ¿Cuál es rol de cada uno, y cuál es el de los abogados particulares que intervienen en la defensa o en la querella? No olvidemos que en el sistema anterior el juez investigaba y condenaba, lo que lo hacía indudablemente inconstitucional. Algo que, increíblemente, se mantuvo durante muchísimo tiempo. En ese contexto nuevo que se da, aparece esta posibilidad que tienen todos los ciudadanos de saber y conocer qué causas se están tramitando, de qué manera están avanzando y qué pruebas se están produciendo. Y sobre todo, qué sentencia o veredicto final se resuelve después de un juicio. Todo eso es muy importante que la población lo conozca porque por ahí se puede llegar a confundir desde los medios de comunicación. Este es un sistema que ha sido probado en todo el mundo, y es el mejor. No hay mejor sistema que el oral, por eso agradecemos a sus mentores y quienes lo pusieron en práctica. Pero creo que, desde mi punto de vista, se debería haber implementado de una manera más gradual. O sino, se lo debería haber dotado de todos los elementos necesarios para que el mismo funcione como debería funcionar. Para que se entienda mejor lo que digo, el proyecto originario preveía una policía especializada que hoy no tenemos. Lo correcto sería un fiscal cada diez mil habitantes, y nosotros acá tenemos cuatro (solo Reconquista y Avellaneda superan los 100 mil hab.). Lo que hace que sea materialmente imposible trabajar cada caso como corresponde. Además de estar dotados de un personal a medias, porque no es un personal de carrera sino que son nuevos en su mayoría. Junto a los pasantes, que teniendo en cuenta el sueldito que cobran uno podría decir que son colaboradores. Tenemos un solo médico forense desde Margarita a Florencia; quien hace las pericias penales, civiles y laborales. Antes contábamos con los médicos policiales pero ahora no hay ninguno, ya que renunciaron o se jubilaron y ya no hay más ni uno. Y esa tarea que hace el medico no es menor, porque son las pericias que después se llevan a un juicio. Y te sumo algo más, no tenemos una morguera. ¿Sabés cómo se trasladan los cuerpos? Pidiéndole por favor a las compañías de sepelios que nos trasladen los cuerpos para hacer las autopsias. De esa forma se está trabajando en esta circunscripción”.