Para Paravano son “empresarios inescrupulosos”

El titular del Centro de Empleados de Comercio, Luis Paravano, pidió a la población que no compre en el Super Reconquista porque son “empresarios inescrupulosos”. Dijo que se hicieron inspecciones cuando recibieron la denuncia de los empleados pero que “tienen todos los papeles en regla”, de todos modos buscarán otra forma de investigación.

Paravano habló en el programa radial La Grieta (FM 94.5) sobre la polémica generada en las redes sociales por el pago del aguinaldo de los empleados del Super Reconquista con vales de consumo en el propio supermercado.

“Son empresarios inescrupulosos, lo único que nos queda es pedirle a la población que no compre en este comercio”, dijo Paravano.

También comentó que cuando recibieron la denuncia de los empleados “mandaron inmediatamente una inspección de la Secretaría de Trabajo pero nos dicen que tienen todos los recibos firmados por los empleados” y reconoció que puede ser que los empleados “firmen por miedo a perder el trabajo”.

El gremialista dijo que habló con los propietarios del supermercado y estos “niegan totalmente” haber entregado estos vales a sus empleados “pero nosotros sabemos que incluso los empleados le piden a los clientes que les cambien esos vales por $500 en efectivo para poder usarlos en otra cosa y comprar en otro lado”.

Paravano reconoció que la forma en que están trabajando no es suficiente y buscarán, con los abogados del Centro de Empleados de Comercio, una estrategia para llevar el caso a la justicia y se investigue la maniobra.

Finalmente contó que este supermercado “ya está denunciado” por hacer firmar un supuesto adelanto de $5.000 a los empleados pero luego no dárselos. “Los empleados de comercio tienen que recibir un sueldo de $15.000 de bolsillo, pero les hacen figurar un adelanto de $5.000 y después les pagan solo los $10.000. Le sacan $5.000 del sueldo”, remató.

Más Información

Escándalo: el Fiscal Regional denunció penalmente al Fiscal Rodrigo González

17 noviembre, 2018

El Fiscal Rubén Martínez denunció penalmente a su subalterno por varias irregularidades, entre ellas tener dinero en efectivo de las multas que se le imponen a los condenados. Estos dineros debían estar depositados en una cuenta bancaria del Ministerio Público de la Acusación. Además el robo de expedientes. Comparte la Noticia