Bonadio dijo que no lo condicionan las amenazas de Bonafini y Esteche

“Cada uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Sé qué tengo que hacer”, dijo el juez federal; reiteró que no prevé ordenar la detención de la ex presidenta

El juez federal Claudio Bonadio aseguró hoy que las amenazas públicas que realizaron la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini , y el líder de Quebracho, Fernando Esteche, contra los magistrados que investigan a Cristina Kirchner no lo condicionan. Además, advirtió que por ahora no prevé ordenar la detención de la ex presidenta.

“Cada uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras. Sé qué tengo que hacer. Haré lo que tenga que hacer y los demás harán lo que crean que tengan que hacer y después que afronten las consecuencias”, afirmó en diálogo con radio Nacional.

Días atrás, Bonafini lanzó una advertencia: “Si al loco [por Bonadio] se le va la mano, vamos y tomamos Tribunales”. El jefe de Quebracho, en tanto, dijo que si algún juez quisiera meter presa a la ex mandataria, podría aparecer muerto.

Consultado sobre si las amenazas de los dirigentes kirchneristas lo condicionaban a la hora de tomar una decisión en las causas que involucran a la ex presidenta, Bonadio respondió: “No, resuelvo los expedientes, el problema de los tribunales es competencia de los jueces. En el caso de Comodoro Py, es el presidente de la Cámara de Casación que se tiene que preocupar de esa cuestión”.

Bonadio investiga a la ex jefa del Estado por la venta de dólar futuro, en la causa Los Sauces SA y en un expediente vinculado a la denuncia de Alberto Nisman por supuesto encubrimiento a Irán en la causa AMIA.

¿Cristina puede ir presa?

Ante la pregunta de si era posible que la ex presidenta sea detenida, el juez afirmó: “Yo no hago futurología. Resuelvo en cada expediente. Tengo tres que vinculan a Cristina Kirchner y cada uno tiene un trámite y una resolución distinta y van en línea con la prueba que se está juntando en cada uno de esos expedientes”.

Luego, añadió: “No están dadas procesalmente las cuestiones que hacen posible una orden restrictiva de la libertad. Esto es hoy”.

La Cámara Federal confirmó el viernes pasado el procesamiento de Cristina Kirchner por administración fraudulenta por ordenar que se vendieran dólares en el mercado de futuros al valor oficial, cuando en el mercado paralelo ya costaban un 40 % más. La causa volverá ahora al juzgado de Bonadio que analizará si restan realizar medidas de prueba. Luego dará vista a todas las partes, incluida la ex presidenta y el fiscal antes de disponer la elevación del caso a juicio.

“Esto de no entender que la venta de dólar futuro es una de las causas de corrupción más importantes. [la maniobra] Nos costó más de 57 mil millones de pesos, al dólar como estaba, son 5 mil millones de dólares. Fíjese todo lo que se puede hacer no solo palear necesidades, elevar nivel de vida de la gente”, explicó Bonadio.

Por último, el juez aseveró que no lo preocupaba si había “malestar” en el Gobierno de Cambiemos estaba molesto por su accionar en las causas contra Cristina Kirchner.