La provincia analiza subir el aumento a docentes y sacar la cláusula gatillo

Es una alternativa que maneja el gobierno tras el contundente rechazo a la oferta inicial del 19,5% y eventual plus por mayor inflación anual.

El gobierno de Miguel Lifschitz volverá a convocar a los docentes la semana que viene para reactivar la paritaria. Entre hoy y mañana se conocerá la fecha del encuentro con los gremios, que ya cumplieron 72 horas de paro y proyectaron una doble huelga de 48 horas la segunda y tercera semana de marzo. El Ministerio de Educación analiza subir el porcentaje de aumento salarial ofrecido a los maestros que fue rechazado (19,5 por ciento en dos pagos) y eliminar la cláusula gatillo para incrementar los sueldos si se dispara la inflación. Y no se descarta alguna suma para recomponer la pérdida de poder adquisitivo del año pasado, como denunció Amsafé.

En diálogo con LaCapital, la ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, confirmó que entre hoy y mañana convocará a los gremios docentes para retomar la discusión salarial dentro de la paritaria.

“Nos vamos a volver a reunir la semana que viene, todavía no sabemos qué día, para elevar una nueva oferta, superadora de la inicial para destrabar el conflicto”, precisó.

La titular de la cartera educativa reconoció que “por ahora se está lejos de un acuerdo, pero el gobierno hará el máximo esfuerzo para presentar una propuesta que permita sostener el poder adquisitivo de los docentes y al mismo tiempo sea sustentable para las arcas públicas”.

Balagué contó que están analizando “distintas opciones y todas están siendo evaluadas con los equipos técnicos del Ministerio de Economía” por el impacto presupuestario de los eventuales retoques.

En ese sentido, según pudo saber este diario, una alternativa en estudio apunta a subir el porcentaje de aumento a ofrecer y en simultáneo eliminar la cláusula gatillo por si se dispara la inflación.

Tampoco se descarta otorgar alguna suma extraordinaria para recomponer la pérdida del poder adquisitivo del salario denunciado por los gremios docentes, que se ubicó, según esos sectores, entre el 7 y 10 por ciento.

Según la Casa Gris, ese fue el planteo que hicieron los gremios Amsafé, Sadop, UDA y Amet, que luego tuvo eco en las bases. Tanto que en la votación del viernes pasado hubo sólo 25 votos a favor contra casi 30 mil que la rechazaron de manera tajante. Un resultado histórico que obligó a la gobernación a revisar su estrategia.

“Aún no tenemos cerrada la propuesta, la estamos terminando de pulir para poder elevarla con precisión a los gremios la semana que viene. El margen que tenemos para mejorar la oferta inicial es acotado, pero vamos a hacer, como siempre hicimos en las gestiones del Frente Progresista, el máximo esfuerzo posible para que alcancemos un acuerdo y no se pierdan días de clases”.

Al respecto, la funcionaria reconoció que el gobierno “está evaluando la posibilidad” de descontar los días no trabajados por el paro. “Vamos a evaluar cómo continúa la negociación. No descartamos el descuento si se extienden las medidas de protesta. Hemos definido hacer otra oferta salarial porque entendemos que la negociación se destraba con una nueva propuesta”, agregó.

De acuerdo a la asamblea docente del viernes pasado, los maestros volverán a parar el miércoles 15 y el jueves 16 si no hay acuerdo. En la tercera semana de marzo se definió otro paro de 48 horas, cuya fecha coincidirá con lo que defina Ctera a nivel nacional.