Cargando... El Portal de la Ciudad de Reconquista

Búsquda


Mundo

Por primera vez en meses, China no registra ningún caso de contagio local de coronavirus

El anuncio supone todo un hito para un país donde hace unas semanas los casos de nuevos infectados se contaban por miles

Por primera vez, desde que comenzara la crisis del coronavirus hace tres meses, China informó de que no ha registrado ningún contagio local en su territorio; ni siquiera en la castigada provincia de Hubei donde apareció el patógeno.

El anuncio supone todo un hito para un país donde hace unas semanas los casos de nuevos infectados se contaban por miles y que tuvo que recurrir a drásticas medidas -ahora imitadas por otras naciones como Italia o España- para frenar el avance del virus.

Según la Comisión Nacional de Salud, otro dato positivo es que el número de muertos se ha reducido a un solo dígito. En el último balance se sumaron ocho fallecidos (todos en Hubei), con lo que el total de víctimas mortales hasta la fecha asciende a 3.245. En total, en el gigantes asiático se han contagiado casi 81.000 personas, de las que 70.420 ya se han recuperado.

INSTAN A EUROPA A ADOPTAR MEDIDAS MÁS PROACTIVAS CONTRA EL CORONAVIRUS, ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE.

China ya ve la luz al final del túnel gracias a sus medidas extremas

No ha sido fácil llegar hasta este punto. Tras los errores de bulto e intentos de encubrimiento iniciales por parte de las autoridades locales, el Gobierno central tomó las riendas de la crisis en enero y decretó una serie de medidas draconianas para frenar el avance del patógeno.

  • La provincia de Hubei, con sus 60 millones de habitantes, fue puesta bajo estricta cuarentena;
  • muchos millones más de ciudadanos a lo largo y ancho del país sufrieron graves restricciones a sus movimientos;
  • se estrecharon los controles en calles y accesos a edificios públicos, transportes urbanos y los poco comercios que seguían abiertos;
  • y la economía de la segunda mayor potencia del mundo quedó en punto muerto.

Al principio, las zonas más castigadas sufrieron la falta de test, material médico -guantes, mascarillas, trajes protectores- y camas. Hubo casos de gente a la que se le mandó a casa sin someterla a la prueba de detección del coronavirus y que más tarde infectó a sus familiares. La censura se esforzó por borrar las críticas de la población en las redes sociales. Y las autoridades modificaron el método de contabilización de infectados varias veces, lo que sembró dudas sobre la veracidad de los datos oficiales.

Leer también: Hoy es el Día de la Seguridad Peatonal

Pero gracias a la ingente movilización de recursos -personal médico, sanitario, la construcción de hospitales-, las medidas de confinamiento y el escrupuloso respeto de la población a las indicaciones -no salir de casa, uso obligatorio de mascarillas en la vía púbica, mantener las distancias-, el país ha sido capaz de darle la vuelta a la tortilla y controlar el brote.

Ahora, lo que más preocupa son los casos que llegan desde el extranjero, ya que podrían provocar un rebrote. Con medio mundo afectado por el coronavirus, muchos chinos residentes en otros países están regresando a sus hogares para buscar refugio. Eso ha provocado un aumento significativo de los casos importados -34 en el último recuento, 189 en total-, lo que ha llevado a las autoridades a decretar cuarentenas obligatorias para todos aquellos pasajeros, nacionales o extranjeros, que aterricen en Pekín y otras urbes chinas.

Mientras tanto, después de tantos sacrificios, la vida parece retomar poco a poco a las calles del país. Ya hay muchos más comercios y restaurantes abiertos, aunque las extremas medidas de higiene se mantienen. Algunos colegios de las zonas menos afectadas han vuelto a recibir a sus estudiantes. Y las autoridades redoblan sus llamamientos a reactivar la economía, una tarea que se adivina complicada, a la par que se levantan poco a poco las medidas restrictivas.

Aún así, nadie quiere echar todavía las campanas al vuelo, y la mesura marca unos discursos oficiales en los que se incide en la necesidad de mantener las precauciones para evitar un rebrote.

Además, los buenos resultados obtenidos le sirven a Pekín para promocionar su método de gestión como el más acertado a la hora de controlar al virus. Este miércoles, el jefe del equipo médico de expertos chinos creado para combatir el virus, Zhong Nanshan, instó a Europa a adoptar medidas más proactivas contra el coronavirus, identificar los contagios y ser más eficaces a la hora de poner en marcha restricciones y cuarentenas antes de que sea demasiado tarde.

Tags:

También te puede interesar