Transporte: alertan sobre reparto desigual de fondos a municipios



La distribución entre los municipios de los recursos de subsidios nacionales para el transporte público que mes a mes reciben las provincias no respeta el criterio de federalismo que, paradójicamente, reclaman gobernadores y algunos alcaldes de grandes ciudades del país a la hora de batallar contra la concentración de esos fondos en la región del AMBA.

El dato surge de un trabajo realizado por la Fundación Metropolitana en base a los primeros seis meses de este año, en el que se revela que esos aportes, en su mayoría, son dirigidos por las provincias «a uno o dos puntos geográficos, con un esquema de concentración muy elevada».

Ese escenario marca, en rigor, una verdadera contradicción, ya que mientras las provincias persiguen un principio de equilibrio federal en la relación con la Nación, cuando se trata de distribuir internamente los fondos del transporte, lo hacen de una forma «unitaria».

«Una o dos ciudades concentran la casi totalidad de las compensaciones, en detrimento del desarrollo de la movilidad en cada uno de los municipios», sostiene el informe al que tuvo acceso este diario.
«En muchos casos, no hay federalismo interior sino concentración unificada», añade el trabajo de Fundación Metropolitana.

«Esta tendencia centralizante que se critica con razón en el ámbito nacional, se reproduce en los repartos que cada gobierno provincial hace en su territorio, en algunos casos, de manera exagerada y con mayor desproporción que la que puede observarse en la relación del AMBA con las demás jurisdicciones», explica.

«Ello obliga a pensar en la necesidad de reclamar una distribución federal también en el interior de cada uno de los territorios provinciales, evitando el paulatino despoblamiento de regiones que, al carecer de transporte público, se postergan social y económicamente», advierte la entidad que se caracteriza por impulsar procesos de planeamiento participativo para la gestión de políticas públicas en el Área Metropolitana Buenos Aires.

Veamos algunos de los ejemplos citados en el mencionado informe:


● En Corrientes, la ciudad capital consume el 76,24% de los fondos del transporte;

● En el caso de Jujuy, su capital, San Salvador, representa el 58,12% de los aportes nacionales;
● En Salta, el 80,91% de los recursos se dirigen solamente a la ciudad capital;

● En La Rioja, la ciudad capital, recibe el 72,61% de los aportes nacionales;

● Córdoba destina el 45,61% de los fondos nacionales a Córdoba Capital, aunque luego realiza un reparto amplio del saldo restante entre la mayor cantidad de municipios.

A saber, Río Cuarto recibe el 2,16%, Villa María 0,98%, Alta Gracia 0,83%, Villa Carlos Paz 0,83%, La Falda 0,65%, San Francisco 0,56%, Cruz del Eje 0,48%, Villa Dolores 0,34%, Unquillo 0,33%, Río Ceballos 0,29%, Tanti 0,26%, Mendiolaza 0,25%, Río Tercero 0,23%, Embalse 0,21%, Santa María de Punilla 0,21%, Bialet Massé 0,21%, Villa General Belgrano 0,21%, Jesús María 0,16%, La Granja 0,11%, Saldán 0,11%, Salsipuedes 0,08%, Malagueño 0,09% y Colonia Caroya 0,1%.
● Algo similar sucede en Misiones, cuya ciudad capital, Posadas, recibe el 41,03% de los fondos nacionales, repartiéndose el resto muy variadamente a lo largo y a lo ancho de su territorio entre 13 jurisdicciones municipales.

● En cuanto a Santa Fe, con una fisionomía similar a la provincia de Córdoba, la ciudad de Rosario recibe el 46,75% de los fondos nacionales y además, la mayoría de las líneas provinciales van o vienen a la región del Gran Rosario.

La ciudad de Santa Fe recibe sólo el 16,25% de los fondos, Rafaela el 1,59%, Reconquista 0,23%, Venado Tuerto 0,27% y Puerto Gral. San Martín 0,13%.

Por otra parte, del análisis surge que, más allá de la concentración de fondos en puntos muy focalizados de algunas provincias, se advierte que las denominadas líneas provinciales, también tienen como origen y destino esos mismos núcleos poblacionales, aumentando la concentración del reparto interno.

Esto amplía considerablemente la asimetría, como sucede en el caso de la ciudad de Rosario.

«Cuando se agregan a los montos dirigidos a la ciudad, los fondos destinados a las líneas de transporte provincial con origen y destino en Rosario, la concentración del reparto que hace la provincia, alcanza a un 76% de los fondos nacionales del transporte a una sola región», sostienen los especialistas.

El informe incluye un análisis de los pagos efectuados por el Ministerio de Transporte de la Nación al interior del país al 27 de julio del 2022, con destino a las empresas de transporte de sus ejidos territoriales, revelando un aumento del 693,3 % en relación a las compensaciones realizadas en 2019, pese a que aún no se han ejecutado $46 mil millones para el denominado Fondo de Transporte del interior del país.

Por último, la Fundación Metropolitana, plantea la necesidad de debatir, no soló acerca de la manera en que se distribuyen los fondos nacionales del transporte, sino la forma en que cada jurisdicción reparte internamente esos recursos, hacia el diseño de un modelo (también en las provincias) de distribución descentralizada y transversal.