“El radicalismo está en su mejor momento, somos gobierno en la provincia y en la nación”

cuarto-intermedio-22-8-16

Jóvenes políticos de la Unión Cívica Radical participaron el pasado miércoles, en Cuarto Intermedio, de un debate sobre el presente y el futuro del centenario partido. El panorama actual, donde para muchos socialistas y hombres del Pro es inviable que el radicalismo santafesino siga acompañando a Cambiemos y al Frente Progresista, fue uno de los temas centrales de la noche. Títulos de la agenda local, junto a algunos aportes de los televidentes, le dieron forma a una interesante charla con quienes están dispuestos a tomar las riendas del futuro Radicalismo de la región.

Semanario Reconquista

Los que formaron parte de dicha mesa de diálogo fueron Eduardo Paoletti (Presidente UCR-Rqta. y actual Concejal), Álvaro Pérez (Presidente de la Juventud Radical-Rqta), Pablo Degiusti (Ateneo Arturo Illia), Gonzalo Braidot (Secretario Gobierno-Avda) y Emanuel Marega (Presidente Juventud Radical-Avda.)

A continuación, compartimos lo más sobresaliente que dejó la cita.

¿Se avecina el final de la UCR, como la conocemos, para las próximas elecciones?
Paoletti: De ninguna manera. El hecho de que estemos todos nosotros hoy acá, te marca fácticamente que somos muchos los jóvenes que estamos trabajando para un nuevo comienzo en todo caso. Pero lejos estamos de que esto sea el final.

Braidot: Creo que deberíamos estar en el mejor momento, porque somos parte del gobierno provincial y del nacional. A pesar de ello, estamos con este tema. Porque hay que ser consciente de que esto de quien va para un lado y quien va para el otro, está en el ambiente. Y muchas veces eso puede confundir a la gente. Pero nosotros, los militantes radicales, sabemos que los nombres y las ideas se van renovando lo que no significa el fin del partido.

Pérez: Se plantean estas cosas por lo que esta sucediendo entre Santa Fe y Nación. Pero nosotros estamos bien acompañando a Lifschitz en la provincia y a Macri en el plano nacional, porque integramos tanto el FPCyS como Cambiemos respectivamente. Lo que sí estamos convencidos es que nunca integraremos un frente con el kirchnerismo o peronismo.

Marega: Son solo algunos radicales los que están generando este clima de confusión. La estructura radical de Avellaneda esta muy conforme con lo que venimos haciendo con el Frente en la provincia y con Cambiemos en el país.

Degiusti: El radicalismo está en un momento histórico, tanto en la provincia como en el país, y tenemos que saberlo aprovechar. La coyuntura nos pide hoy a nosotros esto, que defendamos la república, la democracia, la libertad y la igualdad. Y estamos en ese camino. Con el kirchnerismo fue república versus populismo, y ahí estuvo una vez más el Radicalismo para defender la república. El kirchnerismo era una monarquía.

¿Qué lectura hacen de lo que está ocurriendo con el Tarifazo?
Degiusti: Que había que aumentar los servicios, creo que eso no lo discute nadie. Sea el presidente que sea, las medidas había que tomarlas porque esto así no daba para más. Desde las distintas provincias estábamos subsidiando a Buenos Aires sin razón de ser. Eran desproporcionados los subsidios que había. Lo que sí está en discusión es si se lo debía hacer de manera gradual o en forma de shock. El problema del gradualismo es que nunca te da ese tiempo para tomar las decisiones mientras que con la otra, tomas la medida y desde cero empezas a gobernar como te parece que tenes que gobernar para llevar el país adelante.

Pérez: Creo que estuvo mal asesorado el Presidente porque se implementó de una manera muy brusca y no se tuvo en cuenta a los distintos sectores que componen la sociedad. Se la debería haber hecho gradualmente y no de un día para el otro. Creo que tendrían que haberlo analizado de otra manera. Y coincido con Pablo de que si hubiera ganado Scioli, también lo tendría que haber llevado a cabo porque la situación era insostenible.

Paoletti: A nivel judicial, lo de la Corte tiene que ver con el procedimiento de los aumentos en cuanto al Artículo 42 de la Constitución, pero no del tema de fondo de todo esto. Porque las tarifas no pueden ser aumentadas alegremente, tienen que tener una proporcionalidad y una razonabilidad para que no sean nulas. A mi criterio, es excesivo un 400% de aumento. Además se lo hizo de manera uniforme en todo el país como si los consumos por las características de cada punto de la Argentina fueran los mismos. Yo creo que no se debía aplicar de la manera que se aplicó, pero sí se debía ajustar. No puede ser que en Puerto Madero paguen menos que en Reconquista. De la manera en la que se la implantó, hay mucha gente que no va a poder pagar. Así de fácil.

Braidot: Yo concuerdo con ellos en que esta medida se debía tomar, porque había una implosión interna que en algún momento iba a estallar y entonces el Presidente que viniera la iba a tener que afrontar. De todas maneras, yo pienso que lo del aumento del gas fue un papelón. Primero largaron un aumento increíblemente alto, y después ante la presión social decidieron ponerle un techo del 400%. Mediante una resolución de 3 renglones. Fue un papelón. Creo que se han cometido serios errores en ese aspecto, tanto en las tarifas como en la forma de implementación. Nunca contemplaron la situación de los clubes y comedores barriales, por ejemplo, que son quienes brindan una importante contención social. Que de hecho, la debería brindar el Estado.

Marega: Los ajustes los tenía que hacer, el que sea. Creo que fueron bruscos y todo muy a corto plazo. Creo que hubo un mal asesoramiento y, ya lanzada la medida, decidieron no volver atrás porque se vería como una mala jugada política. De todas formas, yo pienso que tendrían que haber vuelto atrás con el tarifazo.

¿Qué piensan de lo que se conoció en estos días sobre la participación de Fabrissín en la dictadura?
Paoletti: Ya hemos hablado con él. Nos juntamos en estos días y nos dijo que algunas de las publicaciones que hubo no se condicen con lo que expresó en el juicio. Nos reconoció su participación durante el gobierno de Dacci. Que justamente éste, luego fue concejal por el peronismo. Pero hoy se le está criticando a Fabrissín algo que no se hizo en su momento. Para mí es valorable tratar de salvaguardar lo poco de libertad de acción que te dejan esos espacios totalitarios.

Pérez: Yo creo que no hay que sacar de contexto la época que se vivía. No era un ambiente fácil el de ese momento. Y estoy de acuerdo con la frase que dijo: “quiero que me juzguen por lo que hice y no por los lugares que ocupé”. Creo que no tuvo ninguna injerencia con los delitos que se cometieron.

Pablo, ¿qué tiene que ver Illia con Macri?
Degiusti: Illia y Macri tienen en común la defensa de la república, de la igualdad y de la libertad. Que es justamente lo que pregonamos desde la UCR con el gobierno de Cambiemos. Y son también los principios que tenemos en el Ateneo. No se puede comparar a una persona con otra, y menos con Illia. Pero los principios son los mismos.