Docentes reciben hoy una nueva oferta del gobierno provincial

La oferta rondará el 25 por ciento, ajustable por inflación. Para los dirigentes locales de Amsafé y Sadop aún está lejos de su reclamo. Ctera evalúa cómo seguir. Primera semana sin paros desde que comenzaron las clases.

Después de tres semanas con medidas de fuerza, esta arrancará sin paros en las escuelas de Santa Fe. Pero el impasse no significa que el panorama sea menos complejo. A nivel provincial hoy el gobierno formalizará una nueva propuesta salarial a los docentes en torno al 25 por ciento, con una cláusula gatillo que permita reajustar si la inflación supera el porcentaje. Si la oferta se concreta, habrá asambleas y reuniones de delegados en los gremios Amsafé y Sadop para que los maestros voten su aceptación o rechazo esta misma semana. Aun así, la conflictividad gremial en educación igual parece lejos de disiparse, pase lo que pase en la escena provincial, ya que el gobierno nacional sigue sin convocar a la paritaria federal y la Ctera evaluará esta semana cómo continúa el plan de lucha “en función” de lo que vaya ocurriendo en las provincias, ya que sólo cuatro cerraron sus negociaciones.

Aunque los dirigentes docentes, tanto de escuelas públicas como privadas, se mostraron cautos sobre el ofrecimiento porque aún no se concretó y porque es potestad de las bases aceptarlo o rechazarlo, esbozaron algunos reparos.

El secretario general de Sadop Rosario, Martín Lucero, sostuvo que esperaban una propuesta de incremento más próxima al 30 por ciento. “Ni sí, ni cerca, sencillamente veo un escenario difícil”, afirmó.

Su par de Amsafé, Gustavo Terés, también recordó que aunque serán los maestros quienes voten, “como comisión directiva” perciben que acordar con una recomposición salarial del 25 por ciento significaría “aceptar una rebaja salarial”.

El sindicalista opinó que “sólo una lectura arbitraria” realizada desde otros gremios (como ATE y UPCN a nivel provincial) puede entender que ese 25 por ciento implica recuperar cuatro puntos de salario perdidos durante 2016 y absorber una inflación proyectada del 21 por ciento para este año.

De hecho, en un comunicado Amsafé Rosario dejó sentado que el porcentaje no representaría “ninguna propuesta superadora”.

Más allá de eso, aclaró Terés, sólo las asambleas departamentales elaborarán las mociones y esas posturas deberán votarse en las escuelas entre el miércoles y el viernes, según la fecha en que se convoque a la asamblea provincial, de donde surgirá finalmente la respuesta de los docentes.

La secretaria general de Amsafé y de Ctera, Sonia Alesso, se mostró especialmente cauta hasta conocer la oferta. “Lo único concreto es que mañana (por hoy) a las 17 iremos al Ministerio de Trabajo”, afirmó. Allí —dicho por la titular de la cartera educativa, Claudia Balagué— recibirán una propuesta superadora del primer ofrecimiento del 19,5 por ciento y el segundo del 21 por ciento, que se presume llegará al 25, el “máximo esfuerzo” de la provincia y “muy por arriba” de otras jurisdicciones, en palabras de la propia ministra.

Alesso declinó opinar sobre la aceptación de ese mismo porcentaje por parte de los gremios estatales santafesinos, pero de hecho recordó que, más allá de lo que ocurra en la provincia, a nivel nacional el conflicto permanece en pie.

De hecho, puntualizó que, sobre 24 provincias argentinas, sólo cuatro sellaron el incremento para este año: San Luis y Tucumán por acuerdo, y Mendoza y Santiago del Estero por decreto.

El resto espera ofrecimientos. El viernes último, dijo, Neuquén y San Juan los rechazaron, mientras que entre hoy y mañana “la mayoría de las provincias, que están en conflicto”, recibirán propuestas. Siempre sin que el gobierno cite a paritaria nacional como indica la ley de financiamiento educativo.

Por eso, a partir del miércoles la junta ejecutiva de Ctera pondrá fecha a un congreso donde se definirá la continuidad del plan de lucha. El jueves, además, la federación participará de una marcha a plaza de Mayo en el marco de la jornada de protesta nacional lanzada por las dos CTA. Y el 6 de abril se sumará al paro general convocado por la CGT.